Razones por las que no debes comprar agua embotellada

Antes que todo, es necesario aclarar que el agua de botella no representa ningún riesgo directo para la salud. Sin embargo, el daño medioambiental que genera el plástico puede perjudicar al ecosistema y a ti.

Uno de los tantos mitos de la sociedad actual recae sobre el agua embotellada. Éste consiste en colocar a las botellas de agua en la cima del pedestal de la pureza, en detrimento del agua potable común. No obstante, esta creencia se ha traducido en una conducta que puede ser nociva para la naturaleza.

Por ello, exponemos aquí una serie de cuestiones que te ayudarán a reflexionar acerca del riesgo que supone comprar agua embotellada.

Razones por las que no debes comprar agua embotellada

Motivos para no consumir agua de botella

 

#1. No es gran cosa

Aunque nos cueste admitirlo, las aguas embotelladas son líquidos mucho más simples de lo que te puedes imaginar, pues carecen de complementos vitamínicos.

Por más que diariamente observes engañosas publicidades en las que estas bebidas se disputen el trono de la perfección contra otras marcas, lo cierto es que sólo se trata de agua envasada por una gran empresa y comercializada a precios desorbitantes.

 

#2. Es igual al agua potable

Si bien es cierto que el agua embotellada sabe mucho mejor que la que sale del grifo de nuestro hogar, no existen pruebas comprobables de que la primera sea mucho más limpia.

Por lo tanto, la diferencia entre una y otra a la hora de hablar de limpieza es mínima, pues ambas resultan ser exactamente igual de saludables.

#3. Genera mucha basura

La contracara que pocos se atreven a ver de este aparente beneficio para el cuerpo está vinculada con la contaminación ambiental, ya que se calcula que el plástico de las botellas produce 1,5 millones de toneladas de basura por año tan sólo en Estados Unidos.

#3. Genera mucha basura
#3. Genera mucha basura

Si bien es cierto que muchas de ellas estás hechas con plásticos reciclables, el 70% se acumula en calles, ríos y basurales, por lo que es una buena razón para reducir el consumo.

 

#4. Implica menos atención en políticas públicas

Muchas personas consumen agua embotellada como respuesta al problema de la contaminación del agua que llega a sus hogares.

En estos casos, lo mejor sería presionar al gobierno local para que genere medidas concretas y así llevar a cabo un programa de saneamiento, que, sin dudas, implicaría mayores beneficios.

 

¿Qué se puede hacer para consumir menos agua embotellada?

Si tenemos dudas acerca de la calidad de nuestra agua pero no queremos seguir consumiendo este líquido vital de manera embotellada, lo que podemos hacer es adquirir un filtro potabilizador.

Estos filtros, que se colocan en la parte externa del grifo, son menos costosos de lo que parecen y le otorgan al agua una calidad que nada tiene que envidiarle a las botellas de las mejores marcas.

No se trata más que de una pequeña recomendación que no sólo nos beneficiará a nosotros sino también al medio ambiente.

Acerca de Juanjo Dioses 650 Articles
Cuando le dije a mi mamá que iba estudiar periodismo me respondió que moriría de hambre, y aquí estoy, escribiendo en un blog. Los mejores trabajos de mi vida están guardados en los servidores de Megaupload. Nunca jamás en la vida, ni en ninguna otra dimensión paralela, o bajo alguna circunstancia de presión, exagero.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*