La Gente Sarcástica es Más Inteligente

El sarcasmo era conocido como la “más alta forma de inteligencia”, según Oscar Wilde. Por otro lado, también ha sido llamada comúnmente la “forma más baja de ingenio”. Y mientras que algunas personas pueden evitar al sarcasmo, considerándolo cáustico y hostil, las últimas investigaciones han demostrado que el sarcasmo entre amigos no crea un ambiente de desprecio, como uno podría esperar. De hecho, puede incluso reforzar la relación sincera, ya que ambas partes interactúan honestamente con los demás. Entonces, ¿cómo podemos explicar el vínculo entre el sarcasmo y la inteligencia? ¿Qué pasa con el sarcasmo y la creatividad?

 

La Gente Sarcástica es Más Inteligente

Lo importante a recordar es que el sarcasmo no siempre se manifiestan como un simple comentario, grosero del “Sí, seguro”, por ejemplo. El sarcasmo puede servir a muchos fines buenos, como aligerar el estado de ánimo en un cuarto tenso, o revelar un sentimiento honesto que otros tenían miedo de decir en voz alta.

La comedia de Louis CK es un ejemplo perfecto de cómo el sarcasmo realmente puede atraer a la gente. Él ha hecho una carrera de discusiones sencillas que hacen uso de incluir las experiencias cotidianas que todos atravesamos y con las que nos relacionamos, encontrando un lugar común. El sarcasmo nos da la oportunidad de ventilar y expresar las frustraciones de la vida de una manera saludable que a menudo evoca el humor, mucho más saludable que forzarnos a proyectar una falsa sinceridad.

Con eso dicho, aquí hay 3 razones que investigadores de la Universidad de Harvard y de Columbia encontraron para decir que el sarcasmo nos lleva más cerca de encontrar nuestra creatividad interna e inteligencia.

 

#1 Tienen que pensar más

El sarcasmo requiere más pensamiento.

Al responder a un comentario que alguien hace, una respuesta no sarcástica es bastante sencilla de lograr. El cerebro no tiene que realizar acrobacias para llegar a una respuesta directa a una pregunta directa. Pero una respuesta sarcástica requiere una capa adicional de pensamiento dentro de la misma cantidad de tiempo. A pesar de que esto parece algo menor, todavía cuenta como un ejercicio cerebral. Estás pensando en la respuesta esperada en relación a cómo te sientes, y estás empujando a aquellos a crear rápidamente una respuesta que puede ser a la vez divertida y enigmática. Esto es por qué los demás no siempre se dan cuenta de que estamos siendo sarcásticos de inmediato. Tienen que pensar un poco más en el tema a fin de realizar nuestra verdadera intención.

 

#2 Reconocer más posibilidades

El sarcasmo permite que la mente se expanda.

Entre el conjunto de características que los investigadores han relacionado con la creatividad, el sarcasmo es una de las correlaciones más fascinantes que hemos visto. Se encontraron que aquellos que daban y recibían comentarios sarcásticos eran capaces de logran hasta 3 veces mejor puntuación en las pruebas de creatividad. Simplemente estar expuesto al sarcasmo demostraba un beneficio sorprendente (el 75% de las personas expuestas a un contenido sarcástico han reseulto una tarea creativa difícil, en comparación con el 25% de las personas expuestas a contenido sincero). Por lo tanto sarcasmo parece tener el poder de abrir nuestras mentes a mayores posibilidades y a la generación de ideas innovadoras. Este es un modo de pensar que no suele encontrarse tan facilmente.

 

#3 Pueden pensar de manera abstracta

El sarcasmo promueve la conceptualización.

Si te estás preguntando si el sarcasmo realmente tiene algún beneficio práctico, los resultados apuntan a que sí. Lo que enlaza verdaderamente al sarcasmo con la inteligencia es que abre las puertas para el pensamiento abstracto (que durante mucho tiempo se ha relacionado con la inteligencia superior). Después de todo, es sólo el pensamiento abstracto lo que nos separa significativamente a los humanos de los animales.

Los investigadores de Harvard señalan que el sarcasmo puede incluso beneficiarnos en el trabajo, donde el pensamiento abstracto es a menudo muy valioso para la productividad. Sin embargo, ellos nos dejan una advertencia: asegúrate de que tus compañeros de trabajo entiéndan tu sarcasmo. El estudio encontró que no todo el mundo es receptivo al humor sarcástico, y que incluso puede hacer que la gente se sienta tensa. Así que, a la hora de repartir sarcasmo, asegúrate que tus amigos lo aprecien.

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*