Efectos en el cerebro al tomar un té

Es habitual oír sobre los efectos del café a nivel neurológico, pero del té no se habla. Esta infusión también contiene ciertas sustancias – la mismísima cafeína, entre otras – que actúan a nivel cerebral. Conozcamos los efectos en el cerebro de tomar un té.

Un reciente estudio británico – quienes si no, dada la tradición de este país con su famoso “té de las cinco de la tarde” –  determinó que la actividad neurológica aumenta considerablemente a la media hora de tomar un té, ya sea se trate de uno negro o verde.

 

Efectos en el cerebro al tomar un té

La investigación consistió en registrar la actividad cerebral de voluntarios tras tomar una taza de té. Se halló así que hubo un aumento significativo de la actividad de los tres tipos de ondas cerebrales: las alfa, las beta y las zeta.

Este descubrimiento permite inferir que el té y sus sustancias tienen influencia sobre la función cognitiva y la atención. Particularmente, es el aumento en las ondas zeta las que tendrían esta particular consecuencia en nuestro cerebro, que hace que una simple taza de té sea un energizante que nos ayuda a avanzar en nuestras actividades diarias.

Las ondas zeta son oscilaciones electromagnéticas en el rango de frecuencias de 3.5 y 7.5 Hz que se detectan en el cerebro humano a través de un electroencefalograma. Normalmente están asociadas con las primeras etapas de sueño, fases 1 y 2. Se generan tras la interacción entre los lóbulos temporal y frontal.

A pesar de ello, no se sabe a ciencia cierta cuál es el componente de la infusión de té tradicional que produce ese efecto, pero el contraste con estudios anteriores, permite suponer que se trata de los flavonoides, unos antioxidantes que el té contiene en cantidad considerable, y que tienen otros efectos benéficos como retrasar el envejecimiento celular y beneficiar la salud cardiovascular.

Los flavonoides se identifican a una serie de metabolitos secundarios de las plantas. Se le ha adjudicado a los flavonoides diversas propiedades para la salud, como anticancerosas, cardiotónicas, disminuyen el riesgo de enfermedades cardíacas, mejoran la resistencia de los capilares y favorecen el que éstos no se rompan, propiedades antitrombóticas, disminución del colesterol, propiedades hepatoprotectoras, y también ofrecen protección del estómago, todo ello en una humilde taza de té rica en flavonoides.

Y a ello habrá que sumarle entonces, un efecto benéfico en la actividad cerebral.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*