Un estudio en medio de la nada

Un estudio en medio de la nada.

El estudio Cooroy captura la colina y toma el mando de los alrededores sin dañar el paisaje.

La intervención, situada en el borde de un risco junto a Mt Cooroy, donde se buscó realzar las impresionantes las vistas, la amenidad visual de los alrededores, la sostenibilidad, la flexibilidad y el viento. También una gran preocupación era el tema de la factibilidad de construcción en este precipicio y la creación de un acceso permanente al Pabellón.

El «Pabellón de servicio», enfundado en perfil de acero laminado, contiene aseos, cuarto de baño y cocina comercial. La estructura de techo curvo se hunde en un «cráter» ajardinado en la parte superior de la colina, reduciendo el impacto visual para el componente de mantenimiento del edificio. Esta táctica luego libera el «pabellón de estudio» para tener puertas de vidrio en todos los lados.

Debido a que el pabellón de «servicio» se convierte en la «tapa de la colina», el «pabellón de estudio» tiene un sentido de ligereza, flotando como un cometa translúcido amplificando la tectónica de ligereza y transparencia. Una amplia zona de terraza rodea el «pabellón de estudio» y se conecta con el «pabellón de servicio.»

La doble hoja retráctil permite la conectividad interior/exterior en función de la dirección del viento o la posición del sol. En algunas de las hojas de la puerta hay ventanas de guillotina para la ventilación cuando todas las puertas están cerradas. Persianas ambientales ‘Svenson’ sobre las puertas permiten distintos grados de introversión espacial. Externamente las láminas translúcidas permiten luz natural al tiempo que reducen el deslumbramiento y proporcionan sombra.

Debajo del estudio principal hay un espacio de almacenamiento de arte, dormitorio o servicios. La intención primaria, desde el inicio del proyecto fue la autosuficiencia: espacios multifuncionales; materiales locales con baja energía incorporada cuando sea posible. Con este fin, la tectónica lo es todo – creando simplicidad. Los componentes estructurales fueron diseñados para facilitar el transporte, en helicóptero (airlifting) y facilitar el montaje.

Los componentes simples de acero estructural permitieron un montaje rápido y preciso en el lugar reduciendo el tiempo de montaje, así como minimizando el impacto en el sitio durante la construcción. El edificio principal del estudio con puertas bi-plegables de 3m en los cuatro lados no tiene revestimiento alguno. Pórticos estructurales de acero en ambos lados permiten que el espacio principal se abra en cualquier dirección formando un amplio espacio interno. Esto permite un espacio verdaderamente multifuncional que aprovecha las vistas, los vientos predominantes y mantiene una máxima flexibilidad para diversos talleres de distintos tamaño y funciones.

Un estudio en medio de la nada. Artículos sobre educación.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*