Turismo Arquitectónico y Elegancia atemporal en Florencia



Construido en el siglo XV junto al icónico Ponte Vecchio, el Palazzo Corsini mantiene en su interior la huella del paso de la familia Médici que queda patente en los vibrantes frescos (recientemente restaurados) que decoran cada sala y en la opulencia de sus maravillosas alfombras tejidas a mano.

El diseño de la arquitectura interior del palacio consigue fusionar a la perfección la elegancia más atemporal con el lujo más íntimo y medido, manteniéndose fiel a la imagen de calidad de la marca.

Hasta el más mínimo detalle ha sido minuciosamente creado y personalizado en exclusiva para este proyecto definido con líneas limpias y equilibradas, artesanía de máximo nivel y una perfecta simetría entre el espacio y la luz.

 

Turismo Arquitectónico y Elegancia atemporal en Florencia

La elegancia y la sofisticación traspasan el cristal del escaparate del showroom; y cuando cruzas el umbral de su puerta, una sensación de lujo muy bello y algo surrealista te embriaga a través de las franjas de mármol blanco y negro que decoran suelos y paredes… creando un contraste maravilloso con gigantescas palmeras, sofás de terciopelo verde y cojines de seda azul.

Este primer impacto al entrar en la tienda, inmensamente gráfico y fotogénico, ha sido elegido como elemento recurrente para las futuras tiendas de la marca. Podremos verlo rodeando cada pequeña vitrina de color esmeralda en las que Aquazzura expone sus zapatos como si de joyas exclusivas se tratase.

Turismo Arquitectónico
Turismo Arquitectónico

Ambientes diametralmente opuestos se dan la mano consiguiendo una perfecta simbiosis entre las dos estancias en las que se divide el espacio: por un lado el estudio de diseño y por otro el showroom de la firma. Separados a través de las puertas originales del palacio, que otorgan a la flagship un aire de lo más señorial, ambos cuentan con materiales nobles, mármoles extravagantes, muebles de latón y decoración en cuero, terciopelo y seda.

Mobiliario, telas, iluminación, papeles pintados… todo ha sido customizado por Casa do Passadiço en exclusiva para este proyecto tan especial. Inspiradas por los frescos de colores vibrantes y los suelos originales del palacio, Cláudia y Catarina han diseñado cada elemento al detalle y han incorporado algunas piezas vintage de los años 60 y 70.

¿La guinda del pastel? Fotografías originales de Peter Beard y Helmut Newton. Sin duda podemos afirmar que Casa do Passadiço ha logrado encontrar el equilibrio entre la contemporaneidad y calidad de la marca y la elegancia histórica representada en el palacio Corsini; y ha creado un ambiente sofisticado, lujoso y sorprendente en cada rincón aprovechando al máximo el contraste, el color y la luz maravillosa de Florencia.

Elegancia Florencia
Elegancia Florencia

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*