Vacuna contra el VPH: ¿deberían administrarse a varones también?

La vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) protege contra las verrugas genitales y ciertos tipos de cáncer que devienen del virus, actualmente sólo se administra a las mujeres. Pero, ¿debería administrarse a varones también? He aquí la cuestión.

Desde el 2008, las niñas de múltiples paíces han recibido una vacuna para el virus del papiloma humano (VPH), que las protege no sólo de las verrugas genitales, sino también a los cánceres de cuello uterino y de la garganta.

Pero para los varones la cuestión es otra. No se les ofrece la misma protección. Mientras que los que llegan a tener relaciones sexuales con éstas mujeres se beneficiarán de que hayan sido inmunizadas cuando eran pequeñas, los que tienen relaciones con hombres permanecen en riesgo de contraer el virus y de ser diagnosticados con cáncer de la garganta y otros.

A diferencia de muchas otras infecciones de transmisión sexual, los condones a menudo no son eficaces en la prevención de la transmisión del VPH.

Actualmente no existe una cura para el virus, que puede permanecer latente en el cuerpo durante años antes de manifestarse como verrugas o un tumor. Las verrugas pueden volver a aparecer incluso después del tratamiento. De hecho, a pesar de que se continúa investigando de modo constante hace casi una década, no existe en la actualidad tratamiento eficiente para las personas infectadas.

Es por ello que los médicos del mundo líderes en su campo están apelando a las autoridades para que se les ofrezca la misma vacuna a los muchachos, como el estándar a sus contrapartes femeninas, entre 11 y 14.

Lo que argumentan es que negar a lo muchachos la inmunización es una forma de discriminación sexual, poniendo a los hombres homosexuales y bisexuales en un riesgo innecesario y que es algo que en el largo plazo costará mucho más a la sociedad.

Se entiende que hay una necesidad de economizar, pero esto es un “falso ahorro económico” que dejará toda una cohorte de la población en riesgo de problemas causados ​​por el VPH, lo que será muy costoso de tratar, incluso más costoso que la administración de las vacunas.

Cerca de 1.500 casos de cáncer anal en un año están directamente relacionados con la infección por VPH, y ésto es sólo en el Reino Unido.

Al parecer es un tema poco tocado por muchos paíces, pero es algo que cada vez necesita más de nuestra atención. De hecho, ya en países como los EEUU, Canadá y Australia ya se están vacunando con la vacuna preventiva del VPH a niños durante la adolescencia. Es hora que todo el mundo se ponga en línea con esta tendencia para mejorar la salud pública.

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*