Universitarios: consejos para manejar su dinero



universitarios
universitarios

Cuando llega la hora de ir a la Universidad, los jóvenes tienen la posibilidad, por primera vez, de ser independientes y de manejar su presupuesto libremente. Como todo en la vida, esto tiene sus puntos a favor y en contra. Por un lado, es posible disponer de las decisiones sin consultar con nadie, y gastar el dinero como guste. Por el otro, una administración ineficiente, puede hacer que el dinero no alcance. Por eso, compartimos algunos consejos para universitarios para manejar el dinero.

Los universitarios son especialistas en conocer los lugares baratos para comer bien, así como locales de descuento para estudiantes. Tener a mano la credencial de estudiante permite acceder a descuentos de todo tipo en transporte, museos, espectáculos, entre otros, que permiten disfrutar de los momentos de ocio cuidando el dinero.

A la hora de comprar libros de texto, analiza la utilidad de cada uno de ellos, dado que suelen ser costosos. Puedes comprar libros usados a estudiantes de cursos superiores, o incluso, buscar recursos online que harán que ahorres en este ítem.

Aplica lo aprendido. Lo mucho que te ha costado aprender las técnicas de investigación, pueden servirte para analizar en qué conviene invertir tu dinero y de qué manera. El saber tiene aplicaciones que conviene aprovechar.

Uno de los puntos débiles de los estudiantes son las salidas. Es habitual que se gasten el dinero del mes en salidas a comer, en tragos o discotecas. Administra bien tu dinero, y en todo caso destina a principio de mes una suma fija para salidas, y no te pases de ese monto.

Disfrutar de un departamento solo puede ser tentador, dado que se puede disfrutar del espacio sin compartirlo con nadie, pero es un lujo que casi ningún estudiante puede darse, por eso procura buscar un buen compañero con quien convivir, y así dividir los gastos de alquiler, electricidad, agua y otros servicios.

Los estudiantes suelen adaptarse con mucha facilidad al transporte público. Caminar, utilizar la bicicleta o las opciones de transporte público de la ciudad, permiten ahorrar mucho dinero en transporte, y hasta podrías mantener esta preferencia una vez terminados tus estudios, para seguir ahorrando.

Una opción muy demandada por los universitarios para solventar sus estudios es aprovechar los trabajos de verano. Esto te dará – además de ayudarte a financiar tu carrera – otras aptitudes que te acompañarán de por vida: aprender a ahorrar, hacer un presupuesto y guiarte por ese presupuesto aun cuando los ingresos no son consistentes a lo largo del año.

Es así que durante tu etapa de estudiantes no sólo puedes aprovechar para formarte como profesional, sino también educarte financieramente en buenos hábitos con respecto al dinero, que te ayudarán en toda tu vida a utilizar tus ingresos a conciencia y de la forma más provechosa.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*