Tokio y Londres, las ciudades más inteligentes

Al hablar de ciudades “inteligentes”, es común pensar en ciudades con tecnologías bastante desarrolladas. Si bien esto es correcto, es sólo es una parte, porque hay otros aspectos que también determinan qué tan inteligente es una ciudad, como el acceso a los servicios públicos, los planes de descontaminación y gestión de recursos naturales y las instancias de participación ciudadana, etc.

Con el objetivo de conocer cuáles son las ciudades más inteligentes del mundo, el Centro de Globalización y Estrategia junto a la Universidad de Navarra, elaboraron el Índice Cities in Motion (ICIM) que, entre 2011 y 2013, midió diez indicadores (Gobernanza, Planificación Urbana, Gestión Pública, Tecnología, Medioambiente, Proyección Internacional, Cohesión Social, Movilidad y Transporte, Capital Humano y Economía) en 135 ciudades de 55 países.

Los resultados por indicadores se clasificaron en una escala de 1 a 100 que da origen al Índice Cities in Motion (ICIM). En éste, Tokio fue la única ciudad con 100 puntos entre las 135 analizadas, lo que le permitió clasificar con una performance de categoría A al tener un índice superior a 90. Al revisar las posiciones de esta ciudad japonesa en los indicadores, se obtiene que lideró en Capital Humano, el que mide la capacidad de crear planes para atraer y retener talentos, mejorar la educación e impulsar la investigación.

Asimismo, encabezó en Gestión Pública, indicador que representa cómo las cuentas publican influyen en la calidad de vida de sus habitantes y en la sostenibilidad de la ciudad. En contraste, los dos indicadores más bajos de Tokio son Medioambiente y Cohesión Social. En el primero, que evalúa los planes de descontaminación y la gestión de recursos naturales, ocupó el puesto Nº 20, y en el segundo, que determina el desarrollo de las comunidades, se ubicó en el lugar Nº 125, lo que se explica por los efectos del terremoto y tsunami de Fukushima.

En cuanto a Movilidad y Transporte, Tokio se ubicó en el sexto lugar, obteniendo la mejor posición para este indicador entre las diez ciudades más inteligentes. Asimismo, en Tecnología, ocupó el puesto Nº 16, a pesar de ser la ciudad más inteligente del mundo según el ICIM.

Con 84,36 puntos en el ICIM, Londres tiene una perfomance Relativamente Alta (RA) -entre 60 y 90 puntos- que le otorga el segundo lugar en el ranking general.

En relación a las ubicaciones en los indicadores, se obtiene que ocupó los primeros lugares en dos: Tecnología y Proyección Internacional. Mientras que el primero mide la presencia de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) y la masificación del desarrollo tecnológico, el segundo se enfoca en mejorar la imagen que proyecta la ciudad para atraer las inversiones extranjeras.

En cambio, los resultados más bajos de Londres se dieron en Gestión Pública y Cohesión Social. Así, en el primero, que analiza la eficiencia de la administración, Londres obtuvo el puesto Nº 28, y en el segundo, el Nº 96, siendo Cohesión Social el aspecto peor evaluado de la capital británica.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*