Técnicas para escribir que generen historias que vendan (Parte 2)



Cada género tendrá una idea de como será la historia en direcciones radicalmente diferentes. Así que cuando los escritores eligen los géneros equivocados para desarrollar su idea, el resultado no es sólo un montón de malas historias, sino también la pérdida de miles de grandes ideas. Teniendo en cuenta que puedes utilizar muchos géneros para desarrollar la misma idea, la pregunta clave es: ¿cuáles son los más adecuados?

Se suele hablar mucho acerca de las técnicas de excavación de la premisa y la búsqueda de los mejores géneros. Una de ellas dicta que debemos centrarnos en la línea del deseo, uno de los siete principales pasos estructurales de la historia. Resulta que cada género tiene una única y predeterminada línea de deseo. Por ejemplo, el deseo del Criminal es atrapar al malechor. El del Detectivesco es encontrar la verdad. El del Horror es derrotar a un monstruo. El del mito o fábula es el de ir en un viaje, que en última instancia conduce a uno mismo y las verdades inherentes a nuestra humanidad. Averigua el objetivo de tu héroe y ve si coincide con el deseo de cualquiera de los principales géneros.

 

Utiliza el Mito como uno de tus géneros

Dado que el modelo de Hollywood sólo quiere historias con potencial de éxito de taquilla, la historia debe ser popular en cientos de nacionalidades diferentes y culturas disímeles. Eso implica quebrar un montón de barreras. Desafortunadamente, la mayoría de los escritores no saben cuáles son los géneros que viajan bien y cuáles no. Por ejemplo, las comedias basadas en su mayoría en el diálogo divertido no son buenas. Al mito y la fábula, por el contrario, le encanta verterse en todas las culturas.

Piensa en las sitcoms, el formato televisivo de comedia más popular de los ’90 y verás que mientras eran extremadamente popular en los EEUU, el resto del mundo las detestó. Por el simple hecho de que una sitcom funciona sólo en su idioma original. Casi todos los gag y chistes presentados tienen un trasfondo idiomático que, de ser traducidos (y, en el peor de los casos, doblados) pierden su encanto cómico y sólo confunden al televidente. Lo mismo aplica al escribir.

El género mitológico y fábula es el más antiguo de los géneros y es sorprendentemente complejo. Piensa en El Señor de los Anillos, Harry Potter, Shrek, Star Wars, El Rey León, Batman, e incluso un buen clásico como Easy Rider (que no posee elementos fantásticos, pero sí mitológicos en su narrativa).

 

Combina el Mito con uno o dos otros géneros

Mientras que el Mito es la base de los éxitos de taquilla más que cualquier otro género, casi nunca está solo. Eso no es sólo porque Hollywood quiere dar a las personas de 2 a 3 géneros por el precio de uno. Tiene que ver con las debilidades profundas que se encuentran en la propia superestructura del mito como género narrativo.

La forma del Mito tiene miles de años de antigüedad. Y tiene una estructura muy episódica, por lo que puede darse de modo “molesto” y declinar su poder en la mitad de la historia. Los guionistas profesionales saben esto, y por eso que siempre añaden 1 o 2 otros géneros para “modernizar” la forma del Mito y superar su calidad episódica. Un ejemplo perfecto es el de Tron en los años ’80. Una historia mitológica enmascarada de ciencia ficción con un tinte de Crimen.

 

Dejar un sólo género como primario

Los guionistas que son lo suficientemente inteligentes como para estudiar a Hollywood como un negocio saben que el éxito se trata de la combinación de géneros. Donde a veces está en su ejecución el hecho de que no tengan éxito. Es una cosa que decir: “Toma 2 o 3 formas narrativas y ponlas juntos en un todo sin fisuras.” Y es otra cosa hacerlo bien.

Es más difícil de lo que parece, porque de lo que hace a la estructura de la historia se encuentra debajo de la superficie Combinando géneros. Cada género tiene un héroe predeterminado, el oponente, una línea de deseo, el enfoque temático, y así sucesivamente. ¿Cuál es la razón por la mayoría de los escritores que combinan géneros terminan con un lío estructural? Tienen demasiados héroes, muchas líneas de deseo (y no podrán cerrarlas a todas al final de la historia), opositores, temas y ritmos de historia. Cualquiera de estos errores estructurales matará a una historia.

Continúa en Técnicas para escribir que generen historias que vendan (Parte 3)

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*