Los smartphone suponen seria amenaza a la relación de pareja

pareja celulares
pareja celulares

Son muchos los expertos en relaciones humanas que señalan a los modernos smartphones como los responsables del deterioro de todo tipo de vínculos. Es la paradoja de la modernidad: cuanto más comunicados se supone que estamos, menos lo estamos en la realidad. El teléfono se vuelve adictivo, conversar por whatsapp y otras app similares o visitar las redes sociales ha reemplazado el contacto humano. Y la relación de pareja, no queda al margen.

Para los escépticos que no creen que el fenómeno de los smartphones llegue a tanto, ya existe un estudio llevado a cabo en forma conjunta por las universidades de Brigham Young y Pennsylvania en los Estados Unidos, que determinó que el uso de los teléfonos inteligentes y otros gadgets disminuye y deteriora la convivencia de la pareja. De casi 150 mujeres encuestadas, el 74% se mostró muy disconforme respecto del tiempo que su pareja dedica a utilizar sus aparatos.

“Probablemente este sea un proceso circular donde las personas quedan atrapadas con la tecnología, la cual interfiere hasta en los pequeños momentos en una relación. Esto suele causar conflictos e incluso desgastar lentamente la calidad de la misma”, señalaron los autores, agregando que la tecnología es además en muchos casos, un buen escape cuando la persona no está cómoda en su relación.

Los expertos ya han acuñado el término “technoference” para denominar a la interferencia a causa de la tecnología, que ya causa estragos en parejas del mundo desarrollado.

Un 62% de las personas entrevistadas en la investigación, admitió que la tecnología interfiere en el tiempo que pasa con su pareja, al menos una vez al día. Otro 35% señaló que su pareja suele revisar su teléfono en medio de una conversación. El 25%, además, señaló que la pareja suele escribir mensajes de texto mientras están cara a cara.

Los autores, expertos en psicología y vínculos, sugieren dejar los dispositivos en otra habitación y en modo silencio. Más tarde habrá tiempo de ver las llamadas y mensajes.

Si existe una situación que realmente amerite revisar el teléfono, debe ser conversada y consensuada con la pareja.
Otra manera en la que los smartphones generan roces en la pareja es mediante las funciones que permiten chequear que la otra persona leyó un mensaje, como el “doble click azul” de Whatsapp o el “visto” de Facebook. La falta de respuesta genera paranoia, alimentando las fantasías más nefastas en cuanto a qué está haciendo la pareja que no responde. La mayoría de las veces, la otra persona simplemente está ocupada o entretenida con otra cosa –algo que por cierto, no debería parecernos tan raro. Las personas pueden llegar a sentirse muy rechazadas por sus parejas si la respuesta no llega de inmediato, lo cual influye negativamente en su autoestima.

Otros consejos válidos son enviar un mensaje gracioso a tu pareja mientras revisa su smartphone para volver a conectar, realizar actividades que hagan imposible chequear el teléfono como salir a andar en bicicleta, y evitar chatear con la pareja demasiado a menudo, y como forma de comunicación, dejarlo más bien para mensajes utilitarios como la lista de la compra.

En definitiva, fomentar el diálogo y el encuentro personal, antes que generar espacio para la distracción de la tecnología, es lo que hace a una pareja más sólida.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*