Síntomas no muy agradables que trae el embarazo



El embarazo cambia tu vida, y también tu cuerpo. Sabías que tu vientre se expandiría, te sientes más cansada que de costumbre y podrías vomitar un par de veces a medida que tu embarazo avanzaba. Pero de seguro que no esperabas algunos de los otros cambios físicos que ocurrirían. A pesar de la vergüenza que puedan ocasionar, lo más importante es no ser tímida: tu ginecólogo tiene que saber lo que está pasando con tu cuerpo para asegurarse de que tu embarazo vaya por buen camino.

 

#1 – Gas en exceso

Prácticamente toda mujer embarazada contrae gases. Eso es porque el embarazo trae una oleada hormonal que puede ralentizar el tracto gastrointestinal.

La mayor parte del tiempo sabes que viene y puedes mantenerlo a raya hasta lograr un lugar apropiado. Pero cuando estás embarazada comenzarás a pensar que quizás no existe buen lugar.

Aunque no se puede borrar el problema, puedes reducir la tendencia a la flatulencia con ejercicio y cambios en tu dieta. El ejercicio ayuda a aumentar la movilidad del tracto gastrointestinal, permitiendo que los alimentos se muevan más rápido a través de él. Cuanto menos tiempo tienes para sentarse, se produce menos gas. Algunos alimentos son más propensos a producir gas, por lo que la mejor salida es evitarlos por completo: las bebidas carbonatadas, frijoles, brócoli, coliflor, y los frutos secos (como así también algunos productos lacteos).

 

#2 – Incontinencia

Quizás escuchaste historias de mujeres embarazadas que estornudan y tienen “un accidente”. La mayoría de las mujeres embarazadas que sufren de incontinencia urinaria (involuntariamente se escapa algo de orina debido a una tos discordante, estornudar, o reír) sólo pierden unas cuantas gotas. Pero todavía puedes sentir vergüenza.

Muchos médicos recomiendan que las mujeres usen protectores diarios para atrapar esas fugas durante los últimos meses del embarazo, cuando es más probable que la incontinencia por esfuerzo surja. Ir regularmente al baño también pueden ayudar.

Esto sucede porque, a medida que el bebé crece y se agranda el útero, el bebé termina sentado justo encima de la vejiga.

 

#3 – Cabello

Durante el embarazo, las hormonas son responsables de que el pelo crezca en lugares no deseados.

La mayoría de las mujeres embarazadas están encantadas al saber que pronto estarán luciendo una hermosa melena de cabello. Pero cuando empezamos a hablar de los pechos, el abdomen y la cara, el entusiasmo pronto se convierte en horror.

La depilación con cera o pinzas son los métodos más seguros para la depilación durante el embarazo.

Cada vez que se trata de un procedimiento ambulatorio cosmético no es médicamente indicado, la mayoría de los dermatólogos y cirujanos plásticos estarán de acuerdo en realizarlo después del embarazo.

#4 – Los olores

Algunas mujeres desarrollan un mayor sentido del olfato durante el embarazo. Muchos desarrollan una aversión a los fuertes olores de los alimentos, como pollos o mariscos. Un porcentaje menor de mujeres comienza sintiendo su propio olor, lo que puede ser embarazoso. Pero nadie puede decir a tu olor se ha fortalecido, es tu sentido del olfato el que ha mejorado.

Díle a tu médico acerca de los nuevos olores notables para descartar problemas, que pueden ser tratados de manera segura con los antimicóticos durante el embarazo.

 

#5 – Las hemorroides

Pregunte a cualquier nueva mamá acerca de las hemorroides, y ella probablemente va a tener una historia incómoda para compartir, si decide ser confidente.

Las hemorroides son una apuesta segura cuando una mujer se queda embarazada. A menudo se producen con el estreñimiento y el esfuerzo que se produce en un intento de tener una evacuación intestinal. Y todos sabemos que el estreñimiento es una de las quejas más comunes durante el embarazo.

Reduzce tu riesgo de desarrollar hemorroides evitando el estreñimiento. Mantente bien hidratada, come más fibra, y consulta a tu médico sobre fibra suplementaria u otros métodos.

#6 – El acné

Las espinillas y brotes antiestéticos son comunes, especialmente durante el primer trimestre (a causa de las hormonas adicionales que están en tu sistema). Ciertos medicamentos para el acné están fuera de lugar durante el embarazo, pero otros tratamientos están permitidos.

La mayoría de los lavados de acné son seguros ya que el producto no se asienta en tu piel durante largos períodos de tiempo. Pero pregúntele a tu médico antes de usar cualquier producto para el acné.

 

#7 – La intimidad

El aumento de peso y otros cambios físicos pueden hacerte sentir poco atractiva alrededor de tu pareja. No dejes que ésto conduzca a problemas de comunicación e intimidad.

Algunas personas se avergüenzan de la intimidad física. Lo importante es recordar que ésto va a cambiar. Por lo general, se sienten muy incómodas y no se sienten atractivas.

Si tienes problemas para encarar este tema con su pareja, considere invitar a tu pareja a una visita de gineco obstetricia, especialmente si has hablado de tus problemas de intimidad con tu médico en una consulta previa.

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*