Recurrencia: los mitos griegos en el cine

Desde hace un tiempo las grandes productoras de cine han decidido tomar todo el caudal mitológico y gratificarnos con producciones que lo tienen como tema argumental. Así es el caso de filmes como Percy Jackson y Furia de Titanes, pero anteriormente a esta reciente renovación de mitos en el cine, existieron otras producciones que mostraban historias mitológicas en el cine. A veces de una manera más tradicional adecuándose a los tiempos en que supuestamente transcurrieron, otras, en historias con un contexto actualizado.

Podríamos decir que el llevar a la pantalla grande películas basadas en relatos mitológicos, más que un recurso es casi una recurrencia. Desde los primeros tiempos del cine se han producido filmes con relatos mitológicos, distintos directores toman los mitos y los encuadran en su visión del mundo contemporáneo o no.

De esta manera Jean Cocteau en el año 1950 produjo Orfeo, filme en el que se relata el mito homónimo pero en un contexto histórico que tiene a la Segunda Guerra Mundial como escenario y a una espía nazi en el rol de la muerte.
Hércules del año 1958 dirigida por Pietro Francisci nos trae casi literalmente el mito de Hércules. La película nos presenta a los personajes caracterizados a la perfección y en un escenario propio de la época a la que responde el mito.

Otro caso de mito en el cine es el de Orfeo Negro del director Marcel Camus del año 1959. Camus elige como escenario las favelas de Río de Janeiro y Orfeo es un conductor de tranvía. El filme cuenta con una banda sonora que presenta a dos grandes cantantes brasileros Vinicius de Moráes y Antonio C. Jobim.

Terence Fisher nos hizo llegar en el año 1964 La Gorgona, la historia transcurre en el pueblo europeo de Vandorf, donde se han producido asesinatos seriales que dejan cuerpo petrificados.

Seidelman en el año 1969 nos acercó el mito de Hércules presentando a un joven Arnold Schwarzenegger en Hércules en New York. Enviado a la tierra donde encuentra a su verdadero amor y hace carrera como físicoculturista.

En el año 1995 Woody Allen nos trajo otro mito en su Poderosa Afrodita, donde los personajes toman los roles correspondientes al mito en una versión moderna del relato.

Los hermanos Coen nos presentan una muestra más de su genio con O Brother, filme basado en la Odisea de Homero. Ambientado en los años 30, tres convictos fugados buscan un tesoro escondido mientras son perseguidos por la ley.

En el año 2010 aparece en la pantalla grande otro mito en una versión renovada, Percy Jackson y el Ladrón del Rayo, película dirigida por Chris Columbus. En este filme, un adolescente descubre que tiene una misión dentro del mundo mitológico griego.

Estas no son las únicas producciones que toman mitos para relatar historias, existen muchas otras dirigidas con mayor o menor acierto, eso lo dejo a su juicio.

Pero todas las películas que toman a los mitos como argumento, comparten el facilitar la llegada de mitos griegos al público contemporáneo y permitirnos visualizar una suerte de relación con los sucesos cotidianos y el comportamiento humano.

Acerca de Romina Pichiñan 133 Articles
Nací en la ciudad de Viedma donde el río acompaña a la ciudad y el mar acoge a sus habitantes a pocos kilómetros. Desde muy pequeña tuve un gran interés por la lectura y la escritura, todo comenzó con un libro de Charlotte Brontë, Jane Eyre, que me regaló mi abuela. Desde hace dos años decidí darle formalidad a mi pasión y comencé a estudiar el Profesorado en Letras. Asimismo, estudié inglés durante mi adolescencia. Actualmente, escribo para distintos blogs sobre diversas temáticas que me apasionan.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*