Qué tener en cuenta antes de iniciar la convivencia

Qué tener en cuenta antes de iniciar la convivencia. Artículo sobre relaciones y pareja.

Cuando una pareja se enamora, si logran compatibilizar y la relación prospera, es probable que llegue un momento en el que se planteen iniciar una convivencia, y decidan compartir sus vidas bajo el mismo techo. En esta instancia, es conveniente considerar algunas cuestiones para que la experiencia sea exitosa y duradera: qué tener en cuenta antes de iniciar la convivencia.

Es importante establecer pautas para evitar desacuerdos y malos entendidos. Lo primordial antes de convivir es llegar a acuerdos que permitan que las diferencias se diriman de forma saludable. Más aún, si existe la expectativa de tener hijos en alguno de los miembros.

El dinero es uno de los grandes motivos de disputa en las parejas convivientes. Se debe conversar previamente sobre cómo desean gestionar su dinero, si van a mantener cuentas separadas, si van a compartir por igual todos los gastos, si habrá una cuenta en común, cuáles son sus prioridades económicas y de cuánto dinero podrá disponer cada uno para “uso personal”, sin rendir cuentas al otro.

Las tareas del hogar son otro ítem a plantear previo a la convivencia. De más está decir que ya no se da por sentado que la mujer se encargará de todo, ni se debe darlo. Aclarar cuáles son las preferencias en este sentido, quién se encargará de qué cosa, cómo se turnarán, para poder vivir en un hogar limpio y ordenado sin que ello implique disputas.

Pueden conversar además sobre otras pautas de compartir el hogar, como sus hábitos y costumbres, si por ejemplo tendrán un televisor en el dormitorio, sus horarios, cómo pretenden pasar el fin de semana, cómo se manejarán las visitas de familiares y amigos – ya que será la casa de ambos –, qué cosas les molestan, entre otros detalles por el estilo.

Otro tema a manejar es qué tan cómodos se sienten con la familia y amigos de la pareja. Una vez que convivan, sabrán que tendrán que compartir su casa de vez en cuando con la familia y los amigos del otro. Establecer cómo será este intercambio, dialogar sobre el temor que se pueda tener a que estos terceros interfieran – en especial, la familia cercana de ambos –, hará que se establezcan acuerdos que puedan disolver conflictos.

Un dato que puede parecer menor, pero debe ponerse en el tapete, es el historial médico de cada uno. Un antecedente o posibilidad de ciertas enfermedades tanto físicas como mentales de cierta gravedad, sin dudas tendrá influencia en la vida de la persona conviviente, que tiene derecho a saberlo.

Si existe el deseo de tener hijos en alguno de los miembros, este tema deberá conversarse. Deberán acordar si es un deseo mutuo, en cuánto tiempo podrían llevarlo a cabo, cuáles son sus expectativas al respecto, quién será el cuidador primario de los hijos, cómo esperan la colaboración del otro para compartir la tarea, las pautas de educación que pretenden llevar a cabo con los hijos, entre otros detalles. La descendencia abre un amplio abanico de temas a tratar, pero al menos los más importantes deberían estar planteados antes de decidir convivir.

Habrá que dejar sentado además cuáles son las cosas a las que no renunciarán por vivir juntos, y cómo se negociará este tipo de cuestiones, por ejemplo, una salida de “hombres solos” o “mujeres solas” una vez a la semana.

Esto se relaciona a los espacios particulares e individuales, otro aspecto a considerar antes de convivir para que ninguno se sienta invadido. Incluso, dentro de la casa se puede establecer algún rincón de uso privado de cada uno, para que cuando lo necesiten, tengan un lugar donde estar solos un rato. Esta es la clase de temas y expectativas que deben plantearse previamente.

Finalmente, deben conversar sobre si tienen plena confianza en el otro, y si tienen verdadera voluntad de poner lo mejor de sí mismos para que la convivencia funcione y sea una experiencia enriquecedora.

Qué tener en cuenta antes de iniciar la convivencia. Artículo sobre relaciones y pareja.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*