¿Por qué la comida calentada en microondas se enfría más rápido?

Estamos ante un mito urbano que siempre genera controversias, y alarga las charlas de sobremesa hasta límites remotos, en efecto, muchas personas piensan que la comida que ha sido calentada en el microondas, se enfría más rápido que aquella calentada bajo otros métodos – como el horno o una cacerola puesta al fuego.

La realidad es que esto no es estrictamente cierto. El microondas consigue calentar los alimentos porque al emitir sus ondas, hace que las moléculas realicen un movimiento rotatorio que produce roce de unas con otras, esa suerte de fricción genera calor, y así tu cena sale a una temperatura agradable.

Sin embargo, puede dar la sensación de que el calor se pierde con demasiada rapidez, pero los motivos por los cuales esto ocurre, poco tienen que ver con el microondas en sí y su método.

Cuando se coloca algo al horno o en la cacerola, el calor logra llegar en forma bastante uniforme a todas las partes del producto, en especial porque nos obliga a dar vueltas al alimento para evitar que se queme. En cambio, en el microondas el calor no se genera en forma pareja, sino que las ondas actúan en las partes externas del alimento, sin llegar de igual forma al centro.

Además, el tipo de material del que están hechos los recipientes para microondas – plásticos especiales, vidrio o cerámica – no tiene la misma capacidad de mantener el calor que el metal, del que suelen estar hechas las bandejas y cacerolas de horno y hornallas.

En las preparaciones más voluminosas, como pastas y arroces, el calentamiento desigual es lo que hace que no sea tan fácil lograr que el plato quede bien caliente, como ya se explicó. La energía del microondas no llega a todas las superficies de la preparación al mismo tiempo ni con la misma intensidad. El centro queda más frío, y al salir del microondas la temperatura se equilibra, quedando más fría toda la porción.

Por este motivo además, es importante remover todo lo que coloquemos en microondas, para evitar quemaduras o que la comida esté fría al sentarnos a la mesa.

El calor, además, se escapa con mayor facilidad de las piezas más chicas, por lo cual el efecto es más notorio en las porciones individuales que solemos calentar en microondas.

Es así que en realidad, no es que la comida de microondas se enfríe antes por algún motivo relacionado a su funcionamiento, sino que tiene que ver con todos estos factores mencionados.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*