La Ley de Moore en el avance tecnológico



La tecnología avanza con una progresión geométrica en lugar de una progresión aritmética.

Más inventos recientes como el teléfono móvil comenzaron siendo pesados y luciendo como el ladrillo de la casa, pero en pocos años se han convertido en el tamaño de casi una caja de fósforos y son capaces de recibir y transmitir imágenes en movimiento.

Cada vez que alguien inventa algo, muchos más intentar mejorar o utilizar la tecnología para inventar cosas diferentes.

Todo esto se debe al “salto tecnológico” generado por el invento del transistor en el año 1947, que hizo posible los subsiguientes avances.

Desde ese entonces, la tecnología ha ido avanzando en un nivel exponencial.

Esto es lo que, en 1965, Gordon E. Moore (cofundador de Intel Corporation), observó como tendencia.

Su predicción, realizada en un artículo publicado en el mencionado año, establece que el progreso tecnológico en computación se da de modo exponencial.

De esta manera, cada paso o avance en la línea de inventos (o mejoras) tecnológicas respecto a la era de las computadoras, se daría a una tasa x2, duplicándose con cada paso.

Curios001

 

¿Qué establece la Ley de Moore?

En general, la mayoría de la gente interpreta la Ley de Moore en el sentido de que el número de transistores en 1 pulgada (2,5 centímetros) de diámetro de silicio se duplica cada “x” cantidad de meses.

El número de meses se desplaza como las condiciones en el cambio de mercado de los microprocesadores.

Algunas personas dicen que toma 18 meses y otros dicen 24.

Algunos interpretan que la ley sea acerca de la duplicación de la capacidad de procesamiento, no el número de transistores.

Y la ley a veces parece ser más una profecía autocumplida que una ley real, principio u observación.

Ya que su predicción ha resultada ser exacta hasta el día de la fecha, se la considera como ley.

Utilizada en la industria de semiconductores para orientar la planificación a largo plazo y establecer objetivos para la investigación y el desarrollo, existen capacidades de dispositivos electrónicos digitales están estrechamente vinculados a la ley de Moore: velocidad de procesamiento, capacidad de memoria, sensores e incluso el número y el tamaño de los píxeles de las cámaras digitales.

Todos estos están mejorando las tasas en más o menos un modo exponencial.

Continuando, con la Ley de Moore, el ritmo de avance en la industria de semiconductores se superan con creces a los de casi todas las demás industrias.

El futuro de la Ley de Moore podría entregar una magnitud de los aumentos exponenciales en la capacidad, la conducción de un cambio fundamental en la informática, las redes, el almacenamiento, y dispositivos de comunicación para manejar el contenido digital de modo cada vez mayor.

Decaimiento de la Ley de Moore

Hay ciertos especialistas que están estableciendo el final de la Ley de Moore.

Uno de ellos es Sam Fuller, director de tecnología de Analog Devices.

Él expresa que “Definitivamente hay todavía vida a la izquierda en la ley de Moore, pero estamos dejando la edad de oro después del paseo maravilloso que hemos tenido durante los últimos 40 años.

Vamos a seguir en camino hacia la realización de chips más densos, pero es cada vez más difícil continuar para mejorar el rendimiento, así como reducir la potencia y el costo.”

Por ello, Fuller considera que “en cuanto la ley de Moore sigua adelante, se requerirá más innovación con cada nueva generación.

A medida que nos movemos de Planer CMOS para FinFET (una nueva tecnología para la arquitectura multi-gate de los transistores); saliendo del silicio hacia materiales más avanzados, la ley de Moore seguirá teniendo vida para la próxima década, pero definitivamente estamos entrando en su fase final.”

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*