¿Qué es el virus del chikungunya?

El virus de chikungunya, conocido también como «artritis epidémica chikunguña» o «fiebre de chikunguña, es un virus que se transmite a las personas por la picadura de los mosquitos portadores aedes, aedes aegypti y aedes albopictus. EL significado de esta palabra de la lengua africana makonde, es “doblarse por el dolor”.

Este  virus se transmite de manera muy similar a la fiebre del dengue. Nació en Tanzania en 1952 produciendo brotes en África y Asia; y a finales de 2013 llegó a América Central y el Caribe, donde se propagó rápidamente, alcanzando unos 350.000 casos.

Los síntomas que puede generar el chikungunya son fiebre alta y fuertes dolores articulares. Cabe destacar que la mayoría de las personas que se contagian presentan síntomas, hay muy pocos portadores asintomáticos. Generalmente estas manifestaciones comienzan a presentarse a los tres o siete días después de haber sido picado por el mosquito hembra infectado.

Además de la fiebre alta y los dolores articulares, también produce un fuerte dolor de cabeza, malestar general, nauseas, cansancio, artritis en manos y pies, manchas rojas, rash, entre otros. Estos síntomas desaparecen  aproximadamente a los siete días, tras lo cual se produce la recuperación total del paciente. Sin embargo, algunas personas pueden presentar dolor de las articulaciones con o sin inflamación asociada por unos cuantos meses.

Ante síntomas más leves, la enfermedad suele pasar desapercibida e incluso ser confundida con el dengue.  Los síntomas no presentan gravedad, pero puede dejar secuelas como artralgias y hasta artritis reumatoidea. La mortalidad es baja, solo en el 0,4% de los infectados que suelen ser personas inmunológicamente debilitadas por insuficiencia cardíaca, diabetes, hipertensión, cáncer, ancianos o bebés recién nacidos.

Esta enfermedad no es contagiosa entre los seres humanos ni por abrazos, besos, compartir alimentos ni por el aire. El virus necesita un vector, que en este caso es el mosquito. Cabe aclarar que esta patología solo se puede dar una vez, ya que luego se desarrollan anticuerpos que se encargan de proteger a las personas de por vida, según los últimos estudios realizados.

La principal diferencia con respecto al dengue es que el chikungunya se presenta con fiebre y dolores articulares mucho más intensos, llegando a incapacitar a las personas para caminar y hacer cualquier movimiento con las manos.

Por el momento, no existe un tratamiento específico ni una vacuna  para prevenir la infección de este virus. Solo se pueden paliar algunos síntomas como la fiebre y el dolor mediante calmantes tradicionales.

Las principales medidas de prevención consisten en :

  • Evitar conservar el agua en los recipientes en el exterior (macetas, botellas, envases que puedan  acumular agua) para  que no se conviertan en criaderos de mosquitos.
  • Tapar los tanques o depósitos de agua de uso doméstico para que no ingrese el mosquito
  • Evitar acumular basura, y tirarla en bolsas plásticas cerradas y mantener en cubos cerrados.
  • Destapar los desagües que pueden dejar el agua estancada.
  • Utilizar mallas/mosquiteros en ventanas y puertas, que también contribuye a disminuir el contacto  del mosquito con las personas.

En el caso de viajar a zonas donde se presente el virus, es aconsejable cubrir la piel con camisas de manga larga, pantalones y sombreros. Utilizar repelentes para mosquitos y dormir en lugares  que cuenten con tela mosquitero o alguna protección de ese tipo.

Acerca de Eliana Márquez 322 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*