Próximo objetivo hacker. Los dispositivos del Internet de las Cosas

Los dispositivos del Internet de las Cosas

Próximo objetivo hacker. Los dispositivos del Internet de las Cosas

Los dispositivos del Internet de las Cosas. Internet y tecnología.

 

El Internet de las Cosas (IoT) es un concepto en auge, que ya dejó de ser casi una hipótesis de un futuro cercano, para ser una realidad que poco a poco es más extendida. En efecto, la interconexión digital de objetos cotidianos con Internet ya forma parte de la vida cotidiana en muchos hogares del mundo, gracias a las apps de los teléfonos móviles y los smart TV, dos de los ejemplos más habituales aunque en poco tiempo más, dejarán de ser los únicos que conocemos.

Pero todo esto, que representa una ventaja y optimización de nuestra calidad de vida, puede también representar una oportunidad para los cibercriminales, que aprovecharán las brechas en estas tecnologías digitales para cometer sus ilícitos.

Una empresa dedicada a la ciberseguridad a nivel global como Fortinet, ha dado a conocer sus previsiones anuales en materia de tendencias en malware y seguridad para 2016. La Internet de las Cosas y los servicios de la nube serán un objetivo destacado de los hackers, que perfeccionarán sus técnicas.

Estos datos fueron volcados en el informe “New Rules: The Evolving Threat Landscape in 2016” (Nuevas reglas: el escenario de amenazas en desarrollo en 2016), plantea la creación de “gusanos” y virus especialmente diseñados para atacar los dispositivos de IoT. “Si bien los gusanos y virus fueron especialmente costosos y nocivos en el pasado, su potencial de daño cuando se propagan entre millones o billones de dispositivos, desde wereables a equipamiento médico, amplifica su magnitud”, sostiene el informe.

Los hackers sacarán provecho de las vulnerabilidades de los dispositivos de consumo para “obtener una posición privilegiada dentro de las redes corporativas y el hardware al que están conectados”.

La nube, que es la revolución en almacenamiento de datos, es también un punto vulnerable. “La creciente confianza en la nube privada y pública hará este tipo de ataques algo todavía más fructífero para los cibercriminales. Al mismo tiempo, debido a que muchas apps acceden a los sistemas basados en la nube, los dispositivos móviles ejecutan aplicaciones que pueden proporcionar un vector para atacar de forma remota nubes públicas y privadas”, explicó el informe.

Los esfuerzos de los hackers están puestos ahora en borrar las evidencias de los ataques, lo que se conoce como “ghostware”, que logró deshacerse de las marcas que los sistemas antivirus y de seguridad son capaces de detectar.

Por ello, la incorporación de Internet de las Cosas en nuestra vida deberá venir de la mano de las medidas de seguridad adecuadas que preserven nuestra integridad, nuestra privacidad y nuestros bienes.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*