Propiedades de la valeriana

La valeriana es una herbácea perenne originaria de Europa y algunas partes de Asia que luego fue introducida en América del Norte. Es muy común en los bosques húmedos y en la orilla de corrientes de agua, desde la llanura hasta zonas montañosas.

Puede alcanzar los 120 cm de alto, las hojas tienen folículos dentados y sus flores son pequeñas de color rosa pálido, blanco o morado. En fitoterapia se utilizan sus raíces, que al ser pulverizadas, una vez secas, tienen un color pardo claro y un olor penetrante.

Junto al tilo y la pasiflora se utiliza como sedante y para restaurar el equilibrio nervioso general. Igualmente se emplea para manifestaciones neurasténicas (insomnio, neurosis, cólicos, hiperexcitabilidad) en alteraciones  menopáusicas y en trastornos convulsivos. Posee varios principios activos que se utilizan para la preparación de aceites esenciales.

Sus beneficios medicinales ya se conocían en la antigua Grecia y el Imperio Romano. Hipócrates ya describió sus propiedades y Galeno aconsejó su uso como remedio para el insomnio. Una tradición de la Suecia medieval indicaba que los novios la llevaran en su ropa para evitar la envidia de los elfos. Su nombre deriva del latín medieval, relacionado con Valerio o la provincia de Valeria en el Imperio Romano.

 

¿Cuáles son sus propiedades?

La raíz de valeriana posee muchas propiedades que son beneficiosas para el cuerpo humano, pero debe de ser consumida con cuidado Entre las mismas, podemos mencionar:

  • La valeriana sirve para calmar ciertos tipos de dolores como ciclos menstruales irregulares, cólicos, fiebre y úlceras estomacales
  • La valeriana tiene propiedades que ayudan a contrarrestar la gripe y sus síntomas
  • La Valeria a tiene propiedades relajantes que ayudan a calmar los dolores de cabeza
  • Estas propiedades relajantes de la valeriana sirven también para calmar la ansiedad
  • La raíz de la valeriana también es usada para inducir el sueño, que en la mayoría de los casos puede ser un efecto agradable, aunque en ciertas personas puede ser intenso.
  • Ayuda a disminuir el estrés en situaciones sociales
  • Disminuye la sensación de inquietud
  • Colabora en el tratamiento de algunos tipos de depresión
  • Actúa en el caso de convulsiones
  • Reduce los temblores leves
  • Puede ayudar a controlar  algunos síntomas de epilepsia, bajo prescripción médica.
  • En personas con trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) puede colaborar para controlar algunos signos.
  • En el caso del síndrome de fatiga crónica (SFC) también reduce algunos síntomas
  • Es beneficiosa para el dolor muscular y de las articulaciones como en casos de artritis
  • A la vez que ayuda a estabilizar el ritmo cardíaco, por lo que su ingesta puede estar recomendada para aquellas personas que padecen arritmia.

Por lo general, la valeriana se consume en infusión, en polvo o cápsulas; y también se emplea en uso externo a través de compresas para atenuar el dolor de espalda, ciática, dolor muscular, reuma, lumbalgia y en baños relajantes.

No obstante todas las propiedades nombradas, se debe consumir con moderación ya que presenta algunas contraindicaciones que conviene tener en cuenta.  Por ejemplo, está contraindicado su uso durante el embarazo y la lactancia, tampoco es aconsejable su uso en niños. En personas con trastornos mentales, no deben consumir valeriana sin consultar antes con el médico. Para quienes estén bajos los efectos de la valeriana, es aconsejable que no conduzcan ni manejen maquinarias. Además no puede combinarse con alcohol ni tranquilizantes.

Acerca de Eliana Márquez 322 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*