Propiedades de la infusión de azafrán

El azafrán es una de las especias más conocidas en todo el mundo, si bien es originaria de Oriente y un sabor típico en las preparaciones de los países del Medio Oriente y la India – aunque infaltable en la paella española. Sin embargo, también puede ingerirse en infusión, constituyendo una bebida tibia aromática y fragante, que además tiene múltiples propiedades para la salud.

 

Propiedades de la infusión de azafrán

Se conoce como azafrán a los estigmas (parte interna de la flor, con forma de clavitos) de las flores de la planta medicinal Krokos Sativus, característicamente de un color rojo intenso. El precio del azafrán no es económico, ya que para obtener un kilo de este producto, se necesitan unas cien mil flores,  ya que en cada una de ellas se encuentran solo tres estigmas, y deben recolectarse a mano puesto que son muy delicados.

El uso terapéutico se remonta a épocas muy antiguas. Persiste un fresco llamado “Recolectores de azafrán”, que se calcula que data entre el año 1600 y el 1500 a. C., hallado en el antiguo asentamiento minoico de Akrotiti, en la isla griega de Santorini, se ven unas jóvenes recolectoras haciéndose del producto.

Ya los antiguos e ilustres médicos o boticarios de la antigüedad como Hipócrates o Dioskurides, utilizaban el azafrán para diferentes patologías, señalando sus propiedades digestivas, diuréticas, emolientes y afrodisíacas. Su uso gastronómico es mucho más reciente en comparación con su uso medicinal.

El azafrán contiene un tinte de tipo carotenoide llamado crocin, que da a la comida un color amarillo dorado, como cualquier caroteno ofrece una buena cantidad de antioxidantes, con todos sus beneficios en hacer más lento el envejecimiento celular.

Se considera a la infusión de azafrán un excelente digestivo natural, además de atribuírsele propiedades antisépticas (combate las bacterias) y anticonvulsivas.

Se usa tradicionalmente para aliviar los cólicos menstruales. Es uno de los vegetales más rico en riboflavina, como se denomina científicamente a la vitamina B2. Contiene aceite esencial, el safranal, y crocetinas, que son carotenoídas, es decir provitamina A.

El consumo de azafrán, de acuerdo a estudios, puede tener influencia positiva en el funcionamiento de la memoria.

Se utiliza también como sedante natural, mientras que la medicina tradicional China lo aplica en caso de asma, calambres y hematomas. Al fluidificar la sangre, actúa como hipotensivo.

Se consume en infusión ligera, debido al intenso sabor de esta especia. Se dejan reposar los estigmas algunos minutos en agua a punto de hervor, se cuela y se bebe. Se sugiere dosificar dos gramos de azafrán por litro de agua.

Como otras especias, en grandes dosis puede resultar tóxica, pero si se toma en dosis suaves que no superen los 10 gramos diarios – algo difícil de consumir – no hay ningún riesgo. En dosis elevadas, además, tendría efectos abortivos.

En Creta, durante el reinado de Minos, las flores de azafrán eran símbolo de la Gran Diosa de la Naturaleza y para cosecharla utilizaban grandes ceremonias y ritos.

Entre los mejores azafranes del mundo, destaca el azafrán rojo griego, que en el año 1992 entró en el Registro de Denominaciones de Origen Protegidas. La zona de producción está en Kozani, región de Macedonia occidental, en el norte de Grecia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*