Productos en los que ahorrar en el presupuesto del hogar

A la hora de plantear el presupuesto hogareño, existen algunos ítems en los que es posible abaratar costos, logrando así cumplir con el propósito de ahorrar en el hogar. Algunos productos permiten realizar considerables ahorros, es cuestión de tenerlos en cuenta.

En el rubro alimentos, hay que tener en cuenta que los supermercados suelen poner en oferta algunos productos que están cerca de su fecha de vencimiento. Si se los consume de inmediato o se los congela, es posible aprovecharlos. También se puede cocinar con ellos y congelar – por ejemplo, salsas o tartas que siempre sacan de un apuro. Lo importante es consumirlos pronto y no tirarlos a la basura a los pocos días.

Los amantes de la lectura tendrán algo difícil acostumbrarse al formato digital. Pero si logran llevar su pasión por la lectura a una tablet o e-reader, podrán ahorrar muchísimo dinero en libros. Incluso, es posible conseguir algunos de ellos gratis en Internet.

Si acostumbras utilizar afeitadoras deshechables, puedes comprar las más baratas y aún así alargar un poco su vida útil, sólo basta con secarlas bien luego de su uso, así alargarás su vida útil.

No tiene mucho sentido gastar una fortuna en vajilla cara, menos aún si es “sólo para visitas”. Busca alguna vajilla a buen precio que sirva para todos los días y también para recibir gente en casa. Hoy en día se consiguen de buen diseño y a buen precio, mejor aún si son de materiales irrompibles.

Los padres de niños pequeños lo saben bien: la ropa de niño es tanto o más costosa que la de adultos y a los pocos meses, ya no les sirve. Salvo que reutilices la ropa de un hijo mayor con el o los menores, otra opción es buscar los sitios online de venta de ropa usada en excelente estado. Podrás ofrecer la ropa que a tu hijo ya no le queda y recuperar algo de dinero, y al mismo tiempo, comprar ropa de su talle a un precio considerablemente menor al de la ropa nueva. La premisa en estos casos, claro está, es que la ropa esté “como nueva”, así que será una ganancia por partida doble.

Hay productos de limpieza que son realmente costosísimos, pero no hay nada en el hogar que no pueda limpiarse con productos naturales y muy baratos como el bicarbonato de sodio, el alcohol, el vinagre o el zumo de limón. En un próximo post, daremos algunas recetas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*