¿Por qué necesitamos Literatura en Educación? (Parte 1)



literatura-escuela-estudiar-curso-online
literatura-escuela-estudiar-curso-online

Es una opinión curiosa y prevalente la que dicta que la literatura, como todo arte, es un mero juego de la imaginación, bastante agradable, como una nueva novela, pero sin ninguna importancia seria o práctica. Nada podría estar más lejos de la verdad.

La literatura preserva los ideales de un pueblo. Esos ideales dentro del imaginario colectivo: el amor, la fe, el deber, la amistad, la libertad, la reverencia; todos los cuales son parte de la vida humana y dignos de preservación.

Los griegos eran un maravilloso pueblo. Pero es cierto que todas sus obras que hoy apreciamos sólo son repositorios de ideales: ideales de belleza y los ideales de la verdad en la prosa y la poesía imperecedera. Se trata simplemente de los ideales conservados en la literatura de cada pueblo, lo que les hizo ser lo que eran y que determina su valor para las generaciones futuras.

Y la escuela cumple un papel crucial en este aspecto. Por ejemplo, la Argentina se jacta por ser un país con una clara tradición literaria proveniente de tradiciones inglesas, francesas, españolas y rusas, en gran parte. No mucha literatura argentinas se ha visto influenciada por clásicos chinos o japoneses, de los cuales se conoce poco dentro de las aulas. Inclusive los clásicos estadounidenses se encuentran un poco descuidados.  Pero de seguro que entre los libros de lectura obligada en los colegios argentinos encontraremos Un Mundo Feliz de Huxley o un Chales Dickens para la parte inglesa, algún Albert Camus para la francesa, un Crimen y Castigo para la rusa y un Miguel de Unamuno para la española; junto con una recolección de clásicos latinoamericanos.

Cuando vemos a través de todo eso, comenzamos a preguntarnos “por qué”. La respuesta es sencilla: son parte de nuestra historia, de la construcción de ese logos que como pueblo ya se encuentra en lo más profundo de nuestras raíces, bien arraigado.

La literatura cultiva habilidades de lectura

La literatura ofrece la mejor manera de enseñar a extensas habilidades de lectura. Los programas de lectura “no literarios” (y especialmente los programas para los hablantes no nativos) se centran en pasajes cortos. Muchas encuentas internacionales como PISA (o pruebas de habilidades básicas) se basan en muchas lecturas de pasajes muy cortos. Sin embargo, la lectura extensiva es una harina de otro costal. Para leer algo más largo necesitas mantenerte al tanto de las macroestructuras como trama. Y nada mejor para inoorporar nuevas macroestructuras que el contacto directo con las mismas.

 

La literatura cultiva la inteligencia emocional

La literatura ofrece una manera de vincular lo emocional con lo intelectual. Si los estudiantes aprenden a leer efectivamente, tienen que recordar giros importantes en la trama, y esto sólo va a pasar, en primera instancia, si esos giros tienen impacto emocional. Así se aprovecha lo emocional dentro del contexto de lo cognitivo. Cuando la literatura hace lo que debe, sin embargo, actúa contra la alienación de lo emocional y lo intelectual.

Continúa en ¿Por qué necesitamos Literatura en Educación? (Parte 2)

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*