Nuevas formas de generar energía

Ante un panorama sombrío en materia energética que se presenta para el mundo entero durante las próximas décadas, se hace cada vez más necesario empezar a pensar en nuevas formas de generar energía.

A raíz de esto, los investigadores en la materia siguen buscando alternativas energéticas que puedan reemplazar a las tradicionales. Es así que por ejemplo en Holanda durante estos días se inaugurará una planta piloto de “energía azul”. Se trata de una nueva fuente de energía renovable, que aprovecha la diferencia de concentración salina entre el agua de mar y el agua dulce para producir electricidad.

Desde 2009 en Noruega funciona una planta similar a la holandesa. En Holanda los ríos Rin y Mosa desembocan en el mar y la planta fue situada en una represa que transformó parte del Mar del Norte en un lago de agua dulce.

El proyecto prevé varias fases a lo largo de un período de tiempo, durante el cual recibirá financiación estatal y privada. El objetivo  a mediano plazo es mejorar la eficiencia del sistema hasta convertirlo en una fuente rentable de energía.

Asimismo, un grupo de investigadores del MIT descubrieron un método ingenioso para generar electricidad, la aplicación de un láser sobre un hilo de nanotubos de carbono. El proceso, que ya se encontraba en fase de prueba se fue perfeccionando y se ha logrado eficiencias 10 mil veces superiores a las originales. Este sistema podría hacer que los coches eléctricos aumenten su autonomía y se recarguen mucho más rápido.

A diferencia de los procesos convencionales en los que, al quemar combustible se produce calor y los gases expansivos provocan el funcionamiento de una turbina o pistón; la aplicación del láser se quema a lo largo de la longitud del hilo de nanotubos de carbono. La combustión  hace que los electrones se desplacen por delante de ella, generando una corriente eléctrica.

Los nanogeneradores funcionan mediante combustibles líquidos, que almacenan más energía que las baterías. Esto hace pensar en la evolución de los coches eléctricos actuales.

Otra alternativa que se está desarrollando en Ecuador es el proceso denominado vórtice gravitacional, con el cual se busca generar energía eléctrica a partir de un remolino de agua. Esta corriente de agua ingresa en línea recta y a una velocidad constante a un tanque de almacenamiento que cuenta con un sistema de turbinas. La caída de agua hace girar las turbinas formando un remolino, en su parte más angosta se acumula la fuerza del movimiento. Esta fuerza es la que genera la energía que luego se almacenará en una batería para luego ser distribuida. En la parte inferior del tanque de almacenamiento existe un agujero por el cual el agua cae y vuelve a su curso natural.

 

Esta modalidad tiene varias ventajas:

  • No es necesario que el agua tenga una caída de altura para que se forme el remolino.
  • No se requiere infraestructura a gran escala.
  • Los costos de instalación e implementación son bajos
  • Al girar y formar el vórtice de agua, ésta se oxigena mejorando su calidad para riego
  • Se genera energía limpia sin alterar el medio ambiente.

Estas son algunas de las alternativas novedosas en la generación de energía. Existen muchas experiencias más en diferentes sitios del mundo que intentan alcanzar soluciones ante la inminente crisis energética que sufrirá nuestro planeta en los próximos años.

Acerca de Eliana Márquez 322 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*