Mezquita moderna: arquitectura innovadora

La mezquita de Al-Ansar se enorgullece de ser una mezquita comunitaria ubicada junto a Green Link, entre el embalse Bedok y el parque Costa Este. El diseño de la mezquita se centra en generar un ambiente abierto e incluyente, que invita a los fieles y a la comunidad en general.

 

Mezquita moderna: arquitectura innovadora

La mezquita también materializa la idea de potenciar lo nuevo y lo viejo en un solo cuerpo. Elementos como el minarete y la cúpula principal de la sala de oración se conservan del pasado y se integran con las nuevas estructuras como el podio flotante, que albergará aulas y auditorios. Con una capacidad de 300 asientos, el auditorio puede ser utilizado como un espacio de oración prolongada, así como un lugar de usos múltiples, para eventos como bodas.

Una mezquita tiene que representar determinados elementos simbólicos que pertenecen a las creencias y valores de la comunidad musulmana, mientras que al mismo tiempo, debe tener en cuenta el entorno multi-cultural en el que se emplaza. Por esa razón, la mezquita debía ser diseñada de manera que pareciera ser abierta e inclusiva, para llegar a la comunidad en general, mediante esos valores.

La principal característica de diseño ideada por los arquitectos, era una gran plaza comunitaria cubierta, en la parte frontal del sitio, generada por un podio que consiste en una viga de caja de acero en voladizo. Abarca la sala de oración existente y el minarete y parece flotar por encima de la plaza y las calles circundantes. La plaza ha sido concebida de manera que pueda servir para múltiples funciones, y así ser utilizada en las muchas facetas de la vida malaya: un espacio de encuentro informal, de culto extendido, y de eventos sociales.

El nuevo volumen flota sobre la plaza y alberga nuevos programas, incluyendo un nuevo auditorio multiuso de 300 asientos, que también puede utilizarse como un espacio de oración extendida para hasta 460 personas. La fachada de estructura de acero, se articula en un intrincado patrón inspirado en el arabesco.

Al tomar la sencilla geometría de un cuadrado girado y colocarla en capas sobre las estructuras secundarias y la envolvente externa, se crea un delicado patrón, de manera que la mezquita tiene un rostro distintivo que mostrar a la comunidad. La fachada ha sido diseñada para permitir que la luz natural se filtre en los espacios interiores, al tiempo que permite el flujo de aire para ventilar naturalmente el edificio como un volumen poroso y abierto.

Lo ‘antiguo y lo nuevo’ se expresarán de forma independiente, mientras que serán experimentados en conjunto como un todo integral. Una serie de tragaluces median las interfaces entre los dos estados y el visitante al moverse a través del edificio va sintiendo constantemente la presencia de ambos – similar a un diálogo continuo entre la tradición y la modernidad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*