Materias que deberían ser parte de la educación obligatoria (Parte 2)



escuela-materias-asignaturas-nuevas
escuela-materias-asignaturas-nuevas

Para los niños que tienen los medios y la oportunidad de obtener una educación, el sistema escolar a menudo desempeña un papel monumental en su desarrollo. Es a menudo dentro de las paredes de una escuela y sus patios que empezamos a descubrir quiénes somos, conectándonos con la gente que, de no concurrir a la escuela, nunca habríamos conocido; mientras aprendemos algunas de las habilidades necesarias para prosperar en la vida.

Tan emocionante y beneficioso como las materias básicas como matemáticas, lenguaje, las ciencias “duras”, la historia, geografía, arte, etc.; son en la educación de hoy los únicos temas.

Lo cierto es que hay ciertos temas que hemos llegado a conocer y que deberían tener su oportunidad en un entorno educativo, lo antes posible, ya que podrían mejorar drásticamente el desarrollo de infante y, al mismo, tiempo mejorar el mundo.

 

#6 Medios Alternativos

Algo que se ha impulsado en los últimos 20 años es la apreciación y lectura de los medios masivos. Pero hay un bache gigante que todavía no ha sido tomado por las escuelas: los medios alternativos.

Es de vital importancia para un infante entender TODA la comunicación, en todas sus formas. En especial porque sus niveles de “impresionabilidad” son altísimos. Se suele decir que “los niños son como esponjas, absorven toda la información que pueden”. Esto es cierto, pero necesita tener un entendimiento de los diferentes medios y posturas ideológicas del mundo social para poder filtrar de modo correcto dichas informaciones, de modo que podamos evitar que sea manipulado, engañado o “cegado”.

Sería impresionante ver incorporado en las escuelas de todo el mundo, como una extensión de la mayoría de los medios de comunicación, cursos de actualidad que busquen desglosar la información de cualquier fuente o procedencia, como las teorías de la conspiración; no para “aceptar ciegamente” lo que “intenten demostrar” éstas teorías, sino como apertura a las diferentes posturas ideológicas existentes y cómo tomar informaciones que “parecen reales” cuando no lo son. Nada mejor que esto para evitar ser “estafados” por los medios en un futuro.

 

#7 Estudios Documentales

Hablando de los medios masivos, caemos obligadamente en el septimo arte. La fascinación por “la imágen en movimiento” es avasallador. Al punto de que la pericia tecnológica hace que “cualquier mundo pueda existir en la pantalla”.

Mucho de esto no se comprende al llegar a los documentales. Hay una creencia general errónea que asume que todo lo que ve en un documental es “verídico” y “real”, sin tomar en cuenta que una película documental sigue siendo un producto mediático, construído bajo un punto de vista particular, que responde a intereses particulares (de un grupo o persona) que trabaja bajo las líneas directrices de una ideología particular.

Los documentales pueden ser un recurso maravilloso, sobre todo si se muestra en un entorno donde todo se presenta dentro de ellos se explora y se entiende además. Estoy seguro de que muchos de nosotros podemos dar fe de ciertos documentales que juegan un papel fundamental en nuestra comprensión del mundo, ¿por qué no hacer de ellos una parte regular de un plan de estudios de la escuela?

Un documental nos enseña sobre un tema particular entregándonos una “vista panorámica” del mismo, bajo un punto de vista particular, dentro del cual podremos profundizar luego. Sin mencionar que “explica” y facilita la comprensión de un aspecto particular sobre un tema puntual de modo sencillo y perfectamente comprensible. Sería muy valioso incoorporar estos medios en un entorno escolar, tomando las precauciones adecuadas y haciendo consiente a los educando de que están frente a una postura idológica particular.

 

#8 Grupo de Comunicación y por pares

Aunque a menudo se nos anima y obligados largo de la escuela para trabajar en parejas y grupos en ciertos proyectos, este tipo de colaboración siempre parece tener un matiz predominante: “No queremos hacer este proyecto”. En lugar de hacer un proyecto en particular con un enfoque de colaboración, ¿por qué no ocasionalmente ofrecer a los estudiantes la oportunidad de comunicarse entre sí libremente? Las conversaciones podrían comenzar a una edad temprana para introducir y familiarizar a los estudiantes con el concepto de encontrar la conexión y la asistencia entre sus pares.

Para ayudar a prevenir tal actividad se convierta en un “laissez faire”, cada grupo podría ser animado a compartir sobre un tema en particular. Hay numerosos estudiantes con los que nunca tenemos la oportunidad de relacionarnos “en profundidad” y sería muy productivo proveerles con la oportunidad de conocerlos mejor en una edad joven y en el contexto idóneo de la vida escolar. Nada mejor que el conocimiento del otro para disipar prejuicios.

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*