¿Los sueños que tenemos durante la noche se hacen realidad?

¡Cuántos y cuántas veces e van a dormir con la esperanza y hasta la certeza de que aquello tan soñado se ha de convertir en realidad! A decir verdad para hablar de los sueños, tendríamos que abarcar todas las teorías de los fundadores y maestros de la psicología. Como esto sería muy extenso, vamos a remitirnos a lo más importante. En realidad sucede que si alguna vez pasa que un  sueño se concreta es por la fuerza que le damos al mismo.

Durante el día hablamos de muchas cosas y con mucha gente acerca de nuestros deseos y solemos soñar con alguna situación que se dio durante la jornada, o con algo sobre lo cual hemos conversado. Quizás hayamos tocado un tema al que le dimos y damos mucha más fuerza como puede ser obtener un nuevo trabajo, conocer una nueva novia, etc. Es tanto nuestro deseo inconsciente que no es nada extrañó que pase un tiempo y esto suceda. Pero no hay una cristalización del sueño propiamente dicho, sino del deseo de que ello llegue a nuestra vida. No cae del cielo sino que lo buscamos.

Es por ello que cundo estamos enamorados o apasionados por algo o por alguien, también solemos soñar con ello. El motivo es que lo llevamos siempre presente y que queremos por cierto a esa persona, o que se concrete una determinada situación.

Si nos adentramos más en el campo de la piscología, encontramos que no siempre y en general lo que soñamos significa lo que pensamos o creemos. Los sueños trasmiten un mensaje y es por tal motivo que son analizados. A veces son deseos, y otras comparaciones, y otras más, el rechazo.

Los sueños representan símbolos y cada uno de estos símbolos tiene su propia interpretación que muchas veces notros mismos  sin engañarnos podemos descifrar y quizás tengan que ver con situaciones que estamos atravesando, o con temas que quedaron pendientes en el  pasado e incluso con temores respecto del futuro.

Claro que hay sueños que  muchas ves nos resulta  toda una intriga puesto que nos encontramos los porqués. Esto se puede deber por ejemplo, a que hemos soñado con un globo con una cara en cuyos ojos caen lágrimas y cuya boca sonríe.  Suele pasar pero depende de quién lo sueñe, cuándo y bajo qué tipo de circunstancias.

La cuestión es que si bien no pretendemos desilusionarlos, los sueños no se vuelven realidad. Si pasan a ser vivido, es repetimos, por la fuerza y el poderoso deseo que tenemos de que así sea, una visita al mar, o  presenciar un obra, o comprar un determinado libro.

Si revisan sus propios sueños se darán cuenta. Y si por azar algo alguno de ellos piensan y creen ustedes que se ha vuelto realidad, fíjense bien cuándo comenzó, y de qué trata exactamente para saber si fue parte del deseo, o el zar el que intervino para que ese sueño se concrete.

Sí algo que pueden hacer es encontrarle un  significado si por ejemplo sueñan con un  animal en especial, algo fuera de lo común, un número que se repite y que no puedan asociar a su vida diaria. Hay muchos libros que hablan del significado de muchos sueños. Pero siempre volvemos a que no es lo mismo que dos personas sueñen con una víbora. La interpretación será siempre diferente.

Acerca de Lilia Canosa 79 Articles
Nací en Buenos Aires, un 19 de enero de 1965. Escribo desde muy joven, habiendo estudiado filosofía, redacción y corrección literaria. También hablo francés e italiano y soy psicóloga social psicoanalítica. Ahora me encuentro escribiendo para revistas de chicos como psicóloga social y realizando trabajos como escritora y redactora de artículos, textos varios y tesis. Mi Twitter es @liliacanosa y allí me pueden encontrar.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*