Los monumentos y el arte, escenarios del cine



El cine todo el tiempo se entrelaza con otras ramas del arte, así surgen películas donde vemos reflejada la vida de artistas o el arte como temática protagonista o secundaria acompañando al argumento.

Así encontramos filmes de distintos autores que consiguen fusionar de una manera mágica el séptimo arte con creaciones artísticas, artistas y lugares emblemáticos donde el arte vive como lo son los museos.

En esta oportunidad quiero recomendarles algunos filmes donde los escenarios en que transcurren son obras de arte, legados de la humanidad y muestran, en algunos casos, la relación de los protagonistas con éstos.

Uno de los casos en que vemos escenarios donde el arte es parte principal es El Código Da Vinci, un filme basado en la novela de Dan Brown. En este filme el museo del Louvre, las iglesias de Roma y las bibliotecas del Vaticano se convierten en un escenario plagado de obras de arte por el que los protagonistas pasan a lo largo de toda la historia.

En El Código Da Vinci, no sólo podemos presenciar tesoros artísticos de la humanidad sino también obtener datos fehacientes sobre ellos. Ideal para quienes disfrutan del arte con tomas que, realmente nos regalan un paseo afortunado para quienes aún-porque lo mejor está por venir-no hemos llegado a los lugares en que se encuentran.

Otro de los filmes en que podemos apreciar el arte que yace en Roma, es la reciente producción de Sorrentino La Grande Belleza. En este filme uno de los personajes secundarios posee las llaves de todos los palacios de Roma que son en sí mismos obras de arte. Por otro lado, dichos palacios están habitados por obras de arte de geniales artistas.

Woody Allen no podía ser la excepción en sus películas, en Poderosa Afrodita el mismo teatro Griego resulta el escenario de una obra de teatro que al mejor modo de las tragedias griegas dirige el hilo argumental.
Asimismo, en A Roma con Amor el Coliseo, la Fontana di Trevi y cada monumento histórico de la ciudad de Roma aparecen fotografiados de una manera impecable.

En Vicky Cristina Barcelona, las calles de Italia y España son el escenario de la historia con una muestra de edificios que guardan historia. Woody Allen es uno de los directores que se especializa en presentar distintas ciudades del mundo en sus películas.

Y no puedo dejar de nombrar la famosa película La Dolce Vita de Federico Fellini. Película en la que Marcello Mastroiani junto a Anita Ekberg realizan una de las escenas más memorables del cine con la Fontana di Trevi como escenario. Escena que ha sido referenciada en más de una oportunidad en el séptimo arte.

Muchos son los títulos de filmes que presentan escenarios monumentales y obras de arte famosas, es una buena manera de percibir las mejores locaciones del mundo acompañadas de un buen argumento.

Los filmes donde los escenarios incluyen monumentos, obras de arte y ciudades cargadas de historia resultan ideales para el relato. Este tipo de escenarios genera un ambiente perfecto que colabora completando la historia. Más allá de la intensidad de la misma, el escenario que se elija suma o resta.

Acerca de Romina Pichiñan 133 Articles
Nací en la ciudad de Viedma donde el río acompaña a la ciudad y el mar acoge a sus habitantes a pocos kilómetros. Desde muy pequeña tuve un gran interés por la lectura y la escritura, todo comenzó con un libro de Charlotte Brontë, Jane Eyre, que me regaló mi abuela. Desde hace dos años decidí darle formalidad a mi pasión y comencé a estudiar el Profesorado en Letras. Asimismo, estudié inglés durante mi adolescencia. Actualmente, escribo para distintos blogs sobre diversas temáticas que me apasionan.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*