Logroño, ciudad abierta

logroño arquitectura
logroño

Con mucho entusiasmo e implicación, un festival de arquitectura y diseño en Logroño redescubre la ciudad antigua y la recupera como ámbito de reflexión con intervenciones efímeras y muy sugerentes. Durante el siglo XIX, la mayor parte de las grandes ciudades españolas ampliaron sus límites más allá de sus cascos antiguos para poder dar cobijo a la creciente población urbana.

Tras el derribo de las murallas, la creación de nuevos entornos con mejores condiciones de habitabilidad no sólo atrajo a la nueva población que migraba a la ciudad por la industria, sino que supuso un movimiento interior de población, que vaciaba su constreñido casco histórico hacia la nueva ciudad que se estaba creando.

En el caso concreto de Logroño, este proceso es muy evidente en la zona norte de su almendra central, en las manzanas que van desde la calle Portales hacia la barrera natural que supone el Ebro. Se llevan a cabo ambiciosos programas de construcción de viviendas en ámbitos grandes, pero se mantienen muchos solares vacíos, edificios abandonados, y una vida comercial exigua, que hace que el propio logroñés no frecuente estas calles.

A una escala mucho más modesta que estas intervenciones urbanas, sobre todo en cuanto a la inversión económica realizada, el primer festival Concéntrico, dirigido y comisariado por Javier Peña Ibáñez y Esther Vicario Azcona, ha planteado durante los últimos días del mes de marzo una serie de intervenciones que han acercado al logroñés no sólo a ámbitos desconocidos de su ciudad, sino que también lo ha rodeado de interesantes creaciones efímeras.

Concéntrico, 01 Festival de Arquitectura y Diseño de Logroño, una cita con propósito de continuidad anual, ha puesto “su foco en la ciudad oculta, esa que en el día a día pasa desapercibida, para que a través de la detenida mirada de un grupo de arquitectos y diseñadores se active la reflexión de los ciudadanos sobre el espacio de la ciudad”. Para ello, Esther y Javier, los directores, buscaron varias localizaciones que ofrecieron a distintos creadores para que idearan propuestas específicas para cada ubicación.

 

Logroño, ciudad abierta Arquitectura Mundial

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*