Las mejores formas para entrenarte en el arte de Mantenerse Positivo

Hay una gran cantidad de energía que se tiene que avocar a la positividad. Sin embargo, muchos de nosotros parece que adoramos habitar en lo negativo. Nos centramos en lo que nos preocupa, lo que nos gustaría tener y en cómo (aparentemente) no hay nada que podamos hacer para cambiar nuestras circunstancias.

Bueno, aquí llega la buena noticia: siempre hay algo que podemos hacer. Lo difícil es que depende de nosotros encontrar la motivación, la fuerza y la fe (o cualquier otra que sea necesaria) para lograrlo. Sinceramente, creo que el cambio comienza dentro de cada uno, y necesitamos mirar más allá de nuestra propia vida para ver los ejemplos concretos de cómo los cambios internos son el punto de partida necesario tanto para las mejoras internas como para las externas.

 

Medita: lleva paz a tu mente

Yo sé que la meditación se “vende” mucho en estos días, pero es por una buena razón. Añadimos “llevar paz a tu mente” para este ejercicio, ya que es el elemento de meditación que pensamos que es particularmente importante. Vivimos en un mundo obsesionado con la distracción, tanto es así que muchos de nosotros a menudo nos movemos de la ansiedad o el aburrimiento a pocos minutos de tener cualquier momento tranquilo para nosotros mismos.

Puede dar miedo o ser aburrido al principio, pero cuanto más se practica, más probabilidades tendrás de disfrutar e incluso esperar esos momentos de meditación con ansias. Me parece que a través de la meditación se puede ejercer control sobre tu mente y los pensamientos incesantes que buscan exigentes tu constante atención, que son, en última instancia, lo que te permitirá dictar si operas en un estado de ánimo positivo de no.

 

Duerme lo suficiente

Es difícil imaginar al sueño como un ejercicio, pero estamos seguros en RedEstrategia de que para todos nosotros es mentalmente más fácil comprometerse a dormir, sin embargo, muchos de nosotros todavía luchamos para valorarlo. Es que mientras dormimos nuestro cuerpo rejuvenece y se re-energiza a sí mismo de las tribulaciones de la jornada anterior. Sin un descanso adecuado es difícil imaginar que tu cuerpo y mente tendrán mucho gusto de ver las cosas como “un vaso medio lleno” al día siguiente.

La cantidad de sueño que necesitamos es ciertamente discutible, pero el mejor indicador es observar tu propio cuerpo. Prueba diferentes patrones de sueño y de cantidades y fijatever a cuál el ciclo de tu cuerpo responde mejor. Nuestras vidas ocupadas pueden hacer que dormir lo suficiente sea difícil a veces.

 

Prueba con algunas afirmaciones positivas

Casi todos somos algo escépticos cuando se trata de la idea de decir afirmaciones positivas en voz alta, pero tenemos que admitir que en muchos casos realmente ayudan. Las afirmaciones positivas pueden tomar muchas formas, pero en general son la proclamación de los bueno, o pensamientos positivos de apoderamiento para recordarte de las mejores cosas de la vida y de lo que eres capaz de hacer.

 

Optar por comer lo más sano posible

Éste punto sin duda cae bajo el “sentido común”, pero merece la pena ser mencionado, ya que parece ser el que tantos de nosotros regularmente nos pasamos por alto. La comida es el combustible que nos impulsa, y el tipo de energía que necesitas para mantenerte despierto y positivo no viene de azúcar y conservantes.

 

Conéctate y comunícarte con otras personas

Hay unos 8 mil millones de seres humanos en este planeta, sin embargo, muchos de nosotros optarmos por pasar la mayor parte de nuestras vidas comunicándonos sólo con nosotros mismos y tal vez un puñado de otros. Las conexiones cara a cara, especialmente cuando ambas partes optan por estar presentes en la conversación, puede ser un ejercicio maravillosamente edificante para la práctica diaria. Todos tenemos nuestro propio cuerpo de experiencias y el potencial de ayudarse mutuamente cuando los tiempos se hacen difíciles.

 

Escribe tus pensamientos

Escribir tus pensamientos no significa que tengas que hacer un diario íntimo como una colegiala en una película de Hollywood. Pero no dejes que este preconcepto sea la razón por la que dejes de considerar como opción válida el escribir tus sentimientos, pensamientos y experiencias.

Las personas que han creado el hábito de mantener un recuento escrito regular sobre su día a día han encontrado que contribuye significativamente a tener más claridad, motivación y acción positiva. La clave está en escribir sin prejuicio. Para empezar, sólo escribir cualquier cosa que se te ocurra. Cuanto más te metes en el hábito, más probabilidades hay de usarlo de manera que puede darte un mayor aprecio por la vida.

 

Sé físicamente activo

Para muchos, trabajar en una oficina puede hacer que la actividad física diaria activa se reduzca a un simple paseo a pie desde el coche en el aparcamiento al ascensor. Como probablemente adivinaste, esto no se puede clasificar como una vida sana y activa.

Nos parece que la actividad física es una manera maravillosa para ayudar a promover sentimientos positivos. Lo que nos gusta de la actividad física es que te dedica al exterior, a menudo desenchufándote completamente de ese “paseo interno” de tu mente, que en la mayoría de los casos es la fuente o la tentación que lleva a pensamientos negativos.

 

Haz tiempo para las cosas que amas

Todos tenemos cosas que nos gusta hacer. Ya sea algo tan simple como pasar tiempo con tu mascota o tan específico como tejer o jugar un poco a la pelota frete a la pared del jardín, todos tenemos pasiones. Involucrar a estas pasiones con regularidad es, posiblemente, la herramienta más poderosa para sentirte positivo y bien contigo mismo.

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*