Las enfermedades más extrañas del mundo

En el planeta Tierra existen más de siete mil millones de seres humanos y cada uno es un mundo interior repleto de emociones, las cuales crean realidades internas y externas. Y en ese fluir interno, se materializan los miedos y las vivencias de maneras muy complejas, tanto que suelen producirse enfermedades realmente bizarras, si la palabra les cabe.

Entre las más extrañas formas de expresarse que ha encontrado el ser humano, en cuanto a enfermedades se trata, encontramos algunas verdaderamente sorprendentes.

 

Las enfermedades más extrañas del mundo

Entre ellas:

  • Síndrome de Capgras: no se reconoce al ser querido
  • Koro: se cree que el pene se invaginará hasta provocar la muerte
  • Ceguera al movimiento: sólo se ven objetos estáticos.
  • Síndrome de Munchausen: el enfermo se provoca heridas y sufre serias enfermedades para disfrutar del cuidado de los demás.
  • Síndrome Strangelove: una de las manos se mueve independientemente, sin control, realizando tareas no decididas conscientemente.
  • Deficiencia hemisférica: sólo se ve un lado de las cosas.
  • Síndrome de Alicia en país de las maravillas: se ven los objetos muy pequeños respecto a la realidad.
  • Tricotilomania: el enfermo se arranca compulsivamente el pelo de cualquier parte del cuerpo.
  • Síndrome de estallido en la cabeza: los pacientes refieren un estallido interno, con un fuerte sonido y una luz como un flash que ven aún con los ojos cerrados.
  • Síndrome de Jerusalem: los sujetos se ven afectados luego de visitar sitios religiosos por los que se sienten impactados, creen ser profetas y comienzan a difundir las escrituras o sus presagios.
  • La maldición de Ondina: los pacientes no duermen nunca por no poder respirar si no es conscientemente.

Como éstas, miles de afecciones de extraña naturaleza, manías, compulsiones y un sinfín de síntomas, reflejan la falta de armonía que existe entre la mente consciente, la mente inconsciente del ser humano y su cuerpo físico.

Aunque varias de estas enfermedades pueden causarnos gracia, suelen ser un verdadero infierno para quienes las padecen.

 

La enfermedad es una decisión

La medicina basada hoy en la cuántica de la existencia, nos recuerda que nuestras enfermedades son decididas por nosotros, incluso las más graves. Somos quienes modelamos nuestro cuerpo a través de una dinámica interacción entre la mente, las emociones y la llamada “transferencia celular”, que resulta en una materialización física de nuestros pensamientos diarios y de los sentimientos que éstos producen.

Por esto, necesitamos prestar atención, estar atentos a lo que pensamos, y tomar un control consciente evitando los pensamientos negativos, las reincidencias nefastas en actitudes mentales que nos llevan a estados de ansiedad, depresión, angustia y pánico.

Las enfermedades extrañas que referimos no son diferentes de las que padecemos comúnmente, como la gripe, una úlcera, una infección urinaria o incluso un cáncer. Todas y cada una se corresponden con una actitud de vida, con hábitos emocionales tales como la ira, la aprensión, el resentimiento, los celos, etc.

Si tomamos consciencia de nuestra capacidad de crear realidades internas y externas, podremos evitar que nuestro cuerpo deba enfermarse a fin de decirnos que no estamos haciendo las cosas bien. Enfermedad es contradicción interna, es falta de sincronía con nuestro verdadero ser.

Salud es armonía, alegría, aceptación y consciencia de nosotros mismos. Una buena meditación reflexiva puede ser el mejor remedio preventivo para nuestro cuerpo físico.

Acerca de Estrella Pedroza 152 Articles
He sido artesana y escritora desde que recuerdo, tengo estudios de filosofía y cursos sobre medicinas naturales, reiky, magnetoterapia, dígitopuntura, do in, shiatzu, bioenergía, radiestesia, soy guía de meditación taoísta, instructora de artes marciales con fines terapéuticos, chikung, taichichuan e instructora en técnicas de visualización mental. Sin embargo, lo que en verdad me define es ser una autodidacta apasionada. Las experiencias propias, que valen por siete vidas, y las que me prestan los demás, me sirvieron para formarme una opinión reflexiva, valedera y tal vez, audaz de las cosas. Intento ser un actor consciente en este planeta, ayudar a quien necesite, incluso a mí misma. Trabajo por la salud universal, de todos los seres, porque no encuentro cómo darle mejor sentido a la experiencia de vivir.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*