Las alergias alimenticias más comunes

Las alergias alimenticias más comunes. Artículos sobre educación.

Las principales organizaciones de alergias de los EEUU están de acuerdo en las formas en que es mejor diagnosticar y tratar las alergias alimentarias. Los “parámetros de práctica” médica de un panel de expertos en alergias son una guía del estado de la ciencia sobre cómo detectar y tratar alergias a los alimentos.

Las alergias alimentarias son comunes, y comúnmente mal entendidas por los médicos, así como los pacientes, aseguran algunos expertos.

Ellos ven pacientes todo el tiempo que van a un médico, su prueba les dá positivo para las porciones de diversos alimentos, y se les recomienda evitar todos estos alimentos. Ésto hace que su vida sea miserable. Y resulta que no son verdaderamente alérgicos a todos estos alimentos.

Incluso algunos padres nunca se dan cuenta de alergias a los alimentos que son sospechosas, hasta que su hijo termina en la sala de emergencias, siendo que podrían haber evitado todo ese mal trago con sólo prestar más atención a las reacciones que sus hijos tienen, según lo que han comido durante el día. Lo que sucede, afirman, es que el niño tiene síntomas leves, primero como el eccema, y pueden no darse cuenta de que es una alergia a los alimentos. Y luego toda la familia sufre hasta que se haga un diagnóstico y dicho alimento sea eliminado de la dieta.

 

Las alergias a los alimentos más comunes

Las alergias alimentarias se producen cuando una persona sensible come, inhala o entra en contacto con incluso pequeñas cantidades de ciertos alimentos. Estas reacciones se producen con la exposición a proteínas llamadas alérgenos y pueden ser muy leves o pueden ser potencialmente mortales.

Las alergias alimentarias son cada vez más y más comunes en nuestra sociedad. Ha habido un gran aumento de casos de alergia alimentaria en los últimos diez años.

En los niños, las alergias alimentarias más comunes son:

  • La leche de vaca
  • Huevos de gallina
  • Cacahuates
  • Frutos secos
  • Soja
  • Trigo

En los adultos, las alergias alimentarias más comunes son:

  • Cacahuates
  • Frutos secos
  • Pescado
  • Crustáceos (camarones, cangrejos, etc.)
  • Moluscos (almejas, ostras, mejillones)
  • Frutas
  • Verduras

Los síntomas tienden a ocurrir justo después de comer, inhalar, o entrar en contacto con el alimento responsable. Los síntomas pueden incluir enrojecimiento de la piel, urticaria, picazón en la piel, los labios o los párpados hinchados, opresión en la garganta, sibilancias, dificultad para respirar, tos, vómitos o diarrea.

Si tú o tus hijos tienen síntomas poco después de comer, es el momento de hacerse la prueba.

La prueba es el aspecto más controvertido de tratamiento de la alergia alimentaria. El simple hecho de una prueba cutánea o una prueba de sangre no es suficiente, afirman los expertos, ya que “pueden proporcionar información errónea”

Test de Prick para las alergias alimenticias
Test de Prick para las alergias alimenticias

De modo que el consejo más apropiado para tí sería que, cuando se produce una reacción, trates de averiguar lo que tú o tus hijos han comió durante las últimas horas. Y luego decirle al médico dicha información. Hacerse pruebas “a ciegas” puede dar lugar a más problemas de los que resuelve.

El problema es que las pruebas de alergia a los alimentos son muy sensibles. Esto significa que si tienes una alergia a los alimentos, las pruebas son muy propensas a dar en el blanco. Pero las pruebas no son muy específicas. Esto significa que las pruebas a menudo dan los llamados “falsos positivos” cuando de hecho no tienes alergia a los alimentos.

Por ello, no te limites a asumir que tienes una alergia a los alimentos. Si sospechas de una, obtén la confirmación. Hay que asegurarse de que realmente eres alérgico. Ya que, de ser tratado para una alergia alimenticia que no tienes, puedes terminar con problemas nutricionales debido a evitar los alimentos a los cuales no eres realmente alérgico.

Aunque, por otra parte, es muy raro que una persona sea alérgica a más de uno o dos alimentos. Así que si la prueba se utiliza para confirmar o rechazar alimentos sospechosos, es más probable que dé resultados significativos.

 

Si encuentras una alergia

Una vez que encuentres la alergia a los alimentos, comienza el verdadero trabajo. Tienes que aprender a manejar la alergia día a día. Desafortunadamente, el único tratamiento que se tiene es evitar el alimento.

Por lo general, muchos médicos buscan la alergia “por evitación”. Cuando la historia que relata el paciente no trae mucha información pertinente y las pruebas no dan resultados conclusivos, el médico puede recomendar que el paciente vaya evitando uno de éstos tipos de alimentos por semana. De éste modo, la primer semana no comerás soja, la segunda sí pero no comerás con huevo de gallina, y así hasta dar con el alimento que cause la alergia (que será la semana en que el paciente haya mejorado en sus síntomas).

 

Superando las Alergias a los Alimentos

Las nuevas directrices de tratamiento dictan repetidas pruebas para ver si una alergia alimentaria se desvanece con el tiempo.

En muchos niños con alergias a los alimentos, se vuelven tolerantes a los alimentos a través del tiempo. Esto es más probable que ocurra con alergias a la leche de vaca, los huevos de gallina, trigo y soja. Es menos probable que suceda con el cacahuete y las alergias a los mariscos.

Así que es necesario volver a comprobar a los pacientes para ver si todavía son alérgicos. Cuando una persona se vuelve menos sensible a un alimento al que han sido alérgico, los médicos lo llaman “tolerancia”. Se espera que los científicos algún día aprendan cómo se desarrolla ésta tolerancia y cómo inducirla mediante medicina.

Las alergias alimenticias más comunes. Artículos sobre educación.

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*