La importancia de ser realista

No basta con ser optimista y tener una actitud positiva para lograr el éxito, ser realista deviene fundamental. ¿Qué implicar serlo? Ver, observar y analizar la realidad tal cual se presenta  es fundamental a la hora tanto de una adversidad como al momento de encarar un proyecto o emprendimiento.

No necesariamente hay que ver lo malo, o la copa vacía y creer que todo se presenta oscuro en dicha realidad, sino encontrar los aspectos beneficiosos y auto convencerse de que todo saldrá como lo planeamos. No todo es color de rosa por supuesto pero no hay que temer ni pensar adelantándose y acumulando en la mente pensamientos caóticos que sólo logran desmotivarnos.

 

La importancia de ser realista

Es justamente porque mucha gente no asume o acepta la realidad que existe precisamente el coaching llamado realista como una nueva propuesta y herramienta que ha de ayudar en el proceso de reflexión con respecto a lo que acontece en el presente sobre uno mismo, y sobre las personas con las cuales se interactúa.

Tanto el buen pensar como el reflexionar de manera adecuada, ayudan a explotar en al máximo potencial que se lleva dentro y por ende a sacar beneficio de ellos como así también de todo conocimiento adquirido con el fin de mejorar la calidad de vida  y superar, en tanto se sea realista, cualquier tipo de obstáculo dentro del ámbito laboral o bien personal y familiar.

Deviene necesario hallar las respuestas y explicaciones a las preguntas que nos asaltan sin temer a las respuestas. Evadirse de la realidad conduce al fracaso. Es necesario enfrentarse a ella, comprenderla, y efectuar una exhausta reflexión con el fin de sentirse más orientado en una meta determinada aceptando nuestras debilidades y valorando las capacidades que poseemos para actuar como corresponde.

Es por ello que de la mano de un coach  se trabajan todos estos aspectos asumiendo lo que aun no es posible y lo que sí se puede hacer armándose de un fuerte equipaje de recursos que sirvan fuertemente en el actuar diario, sintiéndonos orientados en tanto se analizan y estudian los posibles riesgos que se ha de correr como los enormes beneficios a obtener en una iniciativa establecida a tomar.

Hay quienes piensan que ser realista impide soñar. Ser realista es actuar acorde a la realidad que vivimos hoy teniendo en cuenta que no todo lo que deseamos puede resultar espectacular. Las fallas existen. Los errores se cometen. La perfección no existe. Sí se logra estar preparado gracias a la toma de conciencia a las posibles consecuencias al momento de emprender un negocio, formar una pareja, poner en marcha un proyecto, o realizar otro tipo de emprendimiento.

Esto tampoco quiere decir que los resultados serán fatídicos. En absoluto. Por ello es que adaptarse a la realidad produce un cambio interno que ayuda al crecimiento y a la superación enfocándose en el éxito pero al mismo tiempo seguros de poder superar los obstáculos que puedan aparecer en un devenir. Al igual que el soñador, el realista progresa y de repente de  manera más enriquecedora puesto que no se trata de juzgar a quienes se lanzan a concretar sueños sin sostén alguno.

Todos pueden triunfar, y en este método el realismo es parte del proceso hacia el camino más acertado mejorando día a día. Es éste  el objetivo del coaching realista que tanto éxito está alcanzando en nuestros días en los diferentes ámbitos de la vida diaria.

Acerca de Lilia Canosa 79 Articles
Nací en Buenos Aires, un 19 de enero de 1965. Escribo desde muy joven, habiendo estudiado filosofía, redacción y corrección literaria. También hablo francés e italiano y soy psicóloga social psicoanalítica. Ahora me encuentro escribiendo para revistas de chicos como psicóloga social y realizando trabajos como escritora y redactora de artículos, textos varios y tesis. Mi Twitter es @liliacanosa y allí me pueden encontrar.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*