La depresión puede reducir el tamaño del cerebro

Hace poco tiempo científicos de la Universidad de Yale, EE.UU descubrieron una de las causas por las que la depresión y también el estrés podrían provocar la pérdida de volumen del cerebro.   Concluyeron que la alteración emocional provocaría la pérdida de conexiones cerebrales.

Se trata de un interruptor genético, conocido como factor de transcripción que reprime la expresión de varios genes necesarios para la formación de conexiones sinápticas entre las células  cerebrales. Esto a su vez podría contribuir a la pérdida de masa cerebral  en la corteza prefrontal.

 

La depresión puede reducir el tamaño del cerebro

Se puede asegurar en función de estos estudios que tanto la depresión como el estrés crónico puede ocasionar una disminución del volumen cerebral debido a esta pérdida en las conexiones neuronales antes descripta. A su vez la pérdida de estas conexiones provoca alteraciones en los procesos emocionales y cognitivos.

Para llegar a estas conclusiones se analizaron tejidos cerebrales donados por pacientes con y sin depresión, a partir de allí se halló que aquellas personas que habían estado deprimidas tenían una menor expresión de los genes relacionados con las conexiones neuronales. Una segunda experiencia con ratones de laboratorio, demostró que cuando se activaba el factor GATA1 en sus cerebros, estos animales mostraban síntomas de depresión.

En un futuro, las variaciones genéticas en GATA1, podrían llegar a ayudar a identificar a las personas en alto riesgo de padecer una depresión  o aquellas que tengan una sensibilidad superior al estrés. Logrando mejorar las conexiones sinápticas, ya sea con medicación o terapias antidepresivas eficaces se podrían vencer o controlar tanto la depresión como el estrés crónico.

Lo que logró demostrar esta investigación es que los circuitos que están normalmente envueltos en las emociones, asi como también en las funciones cognitivas, se interrumpen cuando este factor de  transcripción se activa.

Anteriormente ya se había comprobado que las personas que sufren depresión tienen más problemas con su memoria. Mediante experiencias diversas se demostró que las personas deprimidas se mostraron menos capaces de identificar  qué objetos habían visto y cuáles no. Parecían no poder retener los detalles y se mostraban inseguros al momento de  recordar, no lograban percibir la realidad plenamente.

Al mismo tiempo se determinó que el cerebro de las personas que sufren depresión recurrente posee un hipocampo más pequeño que las personas con buena salud mental. Para este experimento los científicos contaron con datos de cerca de 9 mil personas de diferentes países del mundo, a quienes se les comparó sus volúmenes cerebrales a través de resonancias magnéticas. Dichas imágenes revelaron que el hipocampo, zona del cerebro asociada a  la formación de nuevos recuerdos, era mucho más reducido en pacientes con depresión crónica o recurrente.

Según todos estos estudios, la comprensión de las estructuras del cerebro vinculadas a la depresión está lejos de concluirse. Sin embargo, todos ellos confirman la necesidad de  tratar los primeros episodios de depresión con eficacia, sobre todo en adolescentes y adultos jóvenes para evitar esos cambios cerebrales que ocurren con el paso del tiempo.

Acerca de Eliana Márquez 322 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*