Jardín elevado: diseño en arquitectura actual

Diseñado como un hotel y una oficina en un área verde, el proyecto en Upper Pickering Street es un estudio de cómo podemos aumentar el reemplazo ecológico en un desarrollo de gran altura en el centro de la ciudad y multiplicarlo de una manera que sea arquitectónicamente impactante, integrado y sostenible.

Situado en el centro de Singapur, el sitio está en el cruce del CDB y los distritos coloridos de Chinatown y Clark Quay, y de frente a Hong Lim Park. Un podio contorneado responde a la escala de la calle, inspirándose en una combinación de arreglos de bonsais, los cuales se modelan, cincelan y empalman para imitar los paisajes naturales y formaciones rocosas de las montañas, así como la de los campos de arroz en Asia. Estos contornos son elementos de hormigón prefabricados de radio modular, que permiten que el podio escultórico y complejo sea armado a partir de un «kit de partes» básico.

En el suelo, los contornos crean plazas y jardines exteriores que fluyen perfectamente hacia el interior. El verde del parque se extiende en forma de valles, barrancos y cascadas. El paisaje también oculta aberturas al estacionamiento por encima del suelo, al mismo tiempo que permite la existencia de aire y luz natural. La parte superior del podio es una terraza exuberante que alberga instalaciones recreativas, piscinas con bordes infinitos que se abren a la vista de la ciudad. Las cabañas birdcage (jaula de pájaros) sobre las aguas añaden interés y deleite.

Los bloques claros y simplificados de la torre crean una armonía con los edificios de oficinas de los alrededores. Ellos se atenúan en una configuración con un jardín lateral abierto, rompiendo el efecto de “un muro de edificios” y maximizando la vista y la luz natural en el edificio. Los cristales azules y verdes crean una pátina que recuerda a las aguas del río Singapur.

Cuatro niveles de jardines altos traen exuberante vegetación a las habitaciones y rompen la escala del edificio. Los pasillos, los vestíbulos y los baños comunes están diseñados con jardines de escalones de piedras, plantas y agua, lo cual crean un ambiente complejo con luz natural y aire fresco, en lugar de espacios con aires acondicionados las 24 horas. Los aleros y un frondoso follaje protegen estos espacios del clima y del sol.

Estos verdaderos “paisajes” están diseñados para ser auto sostenibles y depender mínimamente de los recursos importantes. El agua de lluvia recolectada por las plantas superiores riegan las jardineras en los pisos inferiores por gravedad, complementado por el no potable Newater reciclado, que también se utiliza para todas las características con agua. Los arreglos de celdas fotovoltaicas en el techo energizarán las lámparas y la iluminación softscape, haciendo que sean los primeros Zero Energy Skygardens de Singapur y, tal vez, del mundo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*