Iridología, diagnóstico a través del iris

Dentro de las terapias alternativas existe un método de diagnóstico no contrastado, que permite conocer el estado de salud físico, emocional y mental de la persona, así como su historial clínico y tendencias futuras, mediante la observación de las manchas, líneas y decoloraciones presentes en el iris del ojo. Se trata de la iridología, también conocida como iridodiagnosis o iris-diagnosis.

Cabe señalar que hasta el momento no existen estudios que hayan podido validar esta metodología diagnóstica, sin embargo muchos especialistas en medicina alternativa la hayan muy útil para diagnosticar dolencias y malestares. Aseguran que hay antecedentes de iridiología en el Antiguo Egipto y que incluso, el método era utilizado por Hipócrates y sus seguidores en el siglo IV a. C.

La teoría de la iridiología se basa en que el ojo humano tiene un origen embriológico común con el sistema nervioso central, por ello cualquier anomalía o dolencia se proyecta visualmente en el iris del ojo.

Asimismo, el ojo tiene una rica inervación e irrigación, lo cual ayuda a que se haga visible el estado de los diversos tejidos del organismo. Cada marca específica denota un problema en particular.

La iridología no realiza diagnósticos de enfermedades específicas, sino que ofrece información con la tendencia de evolución y el estado de los diferentes tejidos del organismo. Mediante una división gráfica del círculo del iris, se determina que cada zona se corresponde con un órgano o zona del cuerpo específica.

El especialista iridiólogo, de esta manera, puede conocer cuáles son los órganos sanos y cuáles están hiperactivos, inflamados o doloridos. Así pueden corroborar problemas de salud pasados como también los que puedan estar gestándose y manifestarse en un futuro.

A grandes rasgos, para comprender la “lectura de iris” que hacen los médicos alternativos, vale decir que dividen el iris en 12 sectores radiales, como si se tratase de un reloj. A su vez, se divide en seis anillos concéntricos, y se le asigna un lugar a cada órgano, aunque hay diferencias de cada lugar de acuerdo a diferentes escuelas.

Los distintos tipos de manchas que pueden aparecer en el iris, así como su forma y características, serán indicadoras de diferentes tipos de anomalías o patologías.

Así, si bien la iridiología no está reconocida como una disciplina científica, muchas personas la encuentran útil para conocer más sobre su cuerpo y su salud, aunque de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia, debe sustituir la consulta pertinente al médico clínico o especialista, toda vez que corresponda y/o cuando se indiquen las consultas de control y prevención.

 

Mapa Iriológico

(clic en imagen para agrandar)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*