6 productos originalmente inventados para otra cosa

WD-40
WD-40

En un mundo donde casi todo está inventado, la fiebre por lograr crear “el nuevo producto” que pondrá al mundo a sus pies es muy grande, con miles de científicos, comerciantes, técnicos y estafadores populando la historia de la modernidad con sus invenciones, algunas super efectivas, otras ciertamente curiosas y algunas que siquiera servían para lo que se decía.

Sin embargo, un puñado de estas invenciones han logrado llegar al puesto número uno en los inventos más útiles del siglo pasado y su popularidad es indiscutible. Pero, muchas no comenzaron así. Veamos para qué fueron creadas algunas de las invenciones más famosas.

 

WD-40

En 1953 la Dra. Norma Larsen, fundadora de la Rocket Chemical Company, estaba tratando de crear un fluido que impediría a los misiles nucleares oxidarse. Había un montón de espectativa en torno a la Guerra Fría, y el gobierno de los Estados Unidos encontró que a su arsenal no le estaba yendo bien.

El nombre proviene de su uso previsto, Dispersador de Agua por sus siglas WD (Water Disperser) y el hecho de que era la receta número 40 la que finalmente resultó ser la ganadora.

Pero sería raro que un comprador de hoy día se lleve a casa una lata de WD-40 para rociar sobre su misil balístico intercontinental: mucho más probable que sea una cadena de bicicleta, un cierre atascado o una chillona bisagra de puerta.

 

Viagra

Un grupo de científicos que trabajan en el laboratorio de Pfizer en Kent desarrolló un fármaco llamado sildenafilo para el tratamiento de la angina de pecho.

Los ensayos clínicos en Swansea encontraron que casi no tenía efecto sobre el corazón o la angina de pecho, pero un efecto secundario muy pronunciado en otro órgano. Fue en una sesión de tormenta de ideas rápida desarrollada por el departamento de marketing en la que nació el Viagra tal y cómo lo conocemos hoy día.

En 2008, el año pico de ventas para el fármaco, Pfizer vendió casi 2 mil millones de dólares. La patente ya ha expirado en gran parte de Europa, permitiendo a las empresas rivales vender sus propias versiones. De más está decir que sigue utilizandose, aunque pocos lo admitan.

 

Bubble Wrap

Dos ingenieros de New Jersey inventaron un plástico de burbujas en el año 1957 mediante el sellado de cortinas de ducha juntos y atrapando las burbujas de aire entre ellos. Su primer pensamiento, extrañamente, fue a vender su nuevo invento como fondo de pantalla. Incluso en los años 60, esta estética dudosa era la idea, que fue un fracaso.

Luego vino un intento marginalmente más éxito para descargar como aislamiento de efecto invernadero. Pero fue cuando pensaban venderla a IBM como material de embalaje para los equipos en que las cosas realmente despegaron para la maravillosa Sealed Air Corporation, que es propietaria de la marca.

La patente expiró hace muchos años, por lo que probablemente se encuentre bajo mil nombres diferentes, como “paquete burbuja”, “papel de burbuja”, “empaquetador de burbujas de aire” o “envoltura de burbujas” que como su original Bubble Wrap.

 

Slinky

El ingeniero naval Richard James estaba trabajando en Filadelfia en 1943 en un resorte que podría mantener a los instrumentos sensibles constantes en los barcos durante las tormentas. Él golpeó accidentalmente uno y vio que “caminaba” por debajo de su mesa de trabajo.

El “Slinky” vendería más de 300 millones de unidades como juguete.

También fue utilizado durante la guerra de Vietnam como una antena de radio portátil, y como un instrumento musical en Sonidos de John Cage de Venecia, que también cuenta con un piano, una losa de mármol y una jaula de canarios.

 

Coca Cola

Coca Cola es a la vez la marca más valiosa del mundo y una bebida popular hecha de agua, diez cucharaditas de azúcar, ácido fosfórico y caramelo para colorear E150d. Delicioso (y un terrible dolor de cabeza para nuestro estómago).

Pero fue desarrollado originalmente como un medicamento, inventado por el coronel John Pemberton, que vendió por cinco centavos el vaso para curar la adicción a la morfina, los dolores de cabeza y la impotencia (¿?).

 

Pañuelos de papel

A principios de los años 20 Kimberly-Clark desarrolló una nueva toalla sanitaria llamado Kotex, hecha de “guata crepé”. El producto no se vendió bien en un primer momento por lo que buscó otra manera de utilizar el material. Lo que nació fue Kleenex, una desechable “toalla de crema fría”.

En el momento, las mujeres utilizaban una sustancia grasa llamada crema fría para eliminar el maquillaje y muchas tenían una toalla especial que colgaba en el baño para este propósito. Kleenex (su nombre viene de “limpia” -clean- más “Kotex”) fue anunciado por primera vez en 1925 como “el nuevo secreto de mantener una piel bonita y usadas por famosas estrellas de cine”.

No fue hasta años después que un investigador de la compañía, que había estado utilizando las toallas en lugar de su pañuelo durante una dura “batalla” contra la fiebre, convenció a la compañía a vender y comercializarlos como pañuelos desechables para sonarse la nariz también. Hoy día, más de dos tercios de norteamericanos tienen una cajita de Kleenex en su hogar.

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*