Historia de reptiles y dinosaurios (Parte 1 – Hylonomus)

La era de los dinosaurios fue hace unos 225 millones de años y lo cierto es que para ese entonces las inmensas criaturas a las que hacemos referencia dominaban la tierra.

Sin embargo, vale decir que no todos los animales considerados prehistóricos eran de este tipo, ya que también encontramos algunos antecesores de los dinosaurios a los que debemos catalogar científicamente como reptiles. En ese sentido, reptiles y dinosaurios comparten historia y características y resultan ser animales tan curiosos como antiguos.

Según datos científicos, hace unos 345 millones de años existieron reptiles que poblaron el planeta tierra y significaron un primer paso a lo que luego se conoció como la era de los dinosaurios. Muchos de estos reptiles guardaban una fisonomía muy distinta a la de los dinosaurios (sobre todo en relación a su tamaño) y se parecían en gran medida a las lagartijas que conocemos hoy. Otros, en cambio, eran ya mucho más grandes que la mayoría de los animales modernos que vemos hoy en día.

En esta primer entrega de “Historia de reptiles y dinosaurios” hablaremos del Hylonomus, una especie de reptil prehistórico que habitó la tierra en el período llamado carbonífero.

El Hylonomus fue uno de los primeros reptiles que habitaron el planeta. A diferencia de sus ancestros, se reproducía por medio de huevos que introducía en la tierra y de ahí nacían sus crías, las cuales crecían dentro de un cascarón sumamente flexible y muy duro de partir.

De esta extraña y singular especie se sabe que comía insectos y presentaba un tamaño sumamente pequeño que le permitía desplazarse a enorme velocidad. Sin duda, era una especie muy similar a las lagartijas que reconocemos hoy en día y seguramente, antecesora directa de éstas.

La geografía que contenía a este tipo de animales era sumamente distinta a la que reconocemos hoy, ya que el mundo de ese entonces no había sido modificado en ninguna medida por la mano del hombre. Los bosques que habitaba el Hylonomus eran inmensos pantanos, casi interminables, y los árboles y plantas demostraban una variedad inabarcable.

El esqueleto de un Hylonomus posee la forma de las lagartijas actuales y la máxima longitud alcanzaba por esta especie fue de 1 metro de largo. Sin embargo, vale decir que los ejemplares más comunes de la presente especie medían unos 20 cm.

Por último y acerca de su nombre, vale decir que la denominación del género Hylonomus significa “Ley del bosque”, y el distintivo guarda clara relación con la geografía prehistórica que habitaba el presente reptil.

Acerca de Ismael Naput 349 Articles
Soy nacido en Diamante y vivo en Santa Fe desde hace 24 años. Actualmente me encuentro estudiando Licenciatura en Comunicación Social.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*