Grandes películas que no sabías que eran una copia de otras (Parte II)

Continuamos con el listado de films que se parecen demasiado a otros, o cuya base en realidad proviene de una fuente totalmente distinta a la “pluma” de los guionistas. Prepárense para más sorpresas:

 

The Terminator y varias obras del escritor Harlan Ellison

Este es un caso bastante conocido, y se trata nada más y nada menos del superclásico de James Cameron protagonizado por Arnold Schwarzenegger, Terminator. Una de las mayores franquicias de la historia del cine parece sacada directamente de un trío de historias del reconocido autor estadounidense de ciencia ficción Harlan Ellison, quien se especializa en la ficción especulativa.

Para empezar tenemos “I Have No Mouth and I Must Scream” (No tengo boca  y debo gritar), un cuento en el que un avanzado artefacto de Inteligencia Artificial se vuelve tan inteligente que toma conciencia propia y decide exterminar a la humanidad, luego de lo cual los pocos sobrevivientes deben vivir bajo tierra, que se ha vuelto el único lugar habitable del planeta.

A continuación tenemos “Soldier” (Soldado), un episodio de televisión que Ellison escribió para la serie de ciencia ficción de los ’60 “The Outer Limits”, en la que dos militares con superfuerza son enviados desde su futuro postapocalíptico al pasado para enmendar las cosas, con flash de luz “del futuro” y persecución policial incluidos.

Y si todo a esta altura suena demasiado conocido, también hay que considerar “Demon With a Glass Hand” (Demonio con una mano de vidrio), otro episodio de Ellison para The Outer Limits, en el cual se nos presenta un hombre del futuro con una mano robótica, quien es perseguido por seres disfrazados como seres humanos que buscan eliminarlo… revelándose a último minuto que el héroe en cuestión es en realidad un robot enviado a través del tiempo y que también está disfrazado para parecer humano.

1 - Ellison, Terminator

En esta historia ya se presentan elementos como el viajero en el tiempo que es la última esperanza de la humanidad, y el hecho de que el viaje en el tiempo solo puede funcionar de una sola forma: del futuro al pasado, sin “vuelta atrás”. Un último pequeño detalle es que en “Demon…” el protagonista se llama Mr. Trent, nombre que al ser dado vuelta y reacomodado, queda como “TerMntr”. O sea, Terminator.

James Cameron ha sido acusado varias veces de haber copiado con descaro varias obras de ficción para sus trabajos “propios”. Sin ir más lejos, cualquier fanático del comic argentino de Carlos Trillo y Carlos Meglia, “Cybersix” (o la serie animada basada en este) pueden asegurar que tanto se parece la serie de Cameron “Dark Angel” al comic. Los autores incluso demandaron por plagio al director y la cadena que la emitía, Fox, pero no pudieron continuar el juicio por falta de recursos económicos.

Hay mucha tela para cortar sobre Cameron y sus no-tan-supuestos robos, pero para cerrar este asunto en particular, queda la anécdota de que Cameron admitió, durante una entrevista con la revista “Starlog”, de que sacó las ideas para Terminator de estos materiales mencionados de Harlan Ellison. El escritor tomó esa entrevista y lo llevó como prueba al juicio que le hizo a Cameron.

Las partes en conflicto llegaron a un arreglo económico y desde entonces Ellison tiene un reconocimiento como inspirador de Terminator en los créditos finales del film. Al respecto, Cameron dijo que la compañía que financió su película lo obligó a aceptar el acuerdo, y afirmó: “No tuve más opción que aceptar el acuerdo. Por supuesto había secreto de sumario, así que no pude contar mi historia, pero francamente ahora no me importa. Es la verdad. Harlan Ellison es un parasito que puede besar mi trasero”. Sin comentarios.

 

Reservoir Dogs y el film hongkonés City on Fire

“Perros de la calle”, la opera prima de Quentin Tarantino, es sin dudas una obra maestra, y posiblemente su mejor film. Aun así, hay que considerar que se haya inspirado, bastante, en Lóng hǔ fēng yún/City on Fire (Ciudad en llamas), un thriller criminal de Hong Kong (China), el cual fue escrito, producido y dirigido por el reconocido cineasta Ringo Lam.

La película, protagonizada por el entonces no tan famoso (a nivel mundial, claro está) Chow Yun-Fat parte de la misma premisa que el clásico noir de Tarantino: un policía se infiltra en un grupo de ladrones de joyas que está a punto de dar un golpe. Este sale increíblemente mal y luego los ladrones comienzan a repartir culpas y la situación se va tensando hasta que todo termina en un múltiple enfrentamiento y masacre. Argumento calcado, en definitiva, presentado por la “versión” de 1992 norteamericana. Está bien, el film asiático no tendría esos diálogos ingeniosos de Tarantino, pero…

2 - Reservoir, City

Un director llamado Mike White realizó un montaje especial en formato documental llamado “Who Do You Think You’re Fooling?” (¿A quién crees que estas engañando?, 1994). El mismo dura 10 minutos y consiste en mostrar las claras similitudes entre los dos filmes. Por si fuera poco, Tarantino dedicó el guion de Reservoir Dogs al astro oriental Yun-Fat, y aseguró que tiene el poster de City on Fire en su casa, ya que adora la película y la obra de Ringo Lam. Bueno, solo digamos que suena tanto a una confesión como una declaración de amor. Y a confesión de parte…

Acerca de Lisandro Echenique 102 Articles
Nací y resido en Rosario, Santa Fe, Argentina. Soy escritor y estudiante de la carrera de Comunicación Social. Mis intereses se orientan a los medios audiovisuales, particularmente el cine, la música y la televisión, y la política. En mi tiempo libre leo y escribo relatos de ficción, el género literario que más disfruto.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*