Generando menos basura: reutilizar desechos

Si eres de una familia tipo la cantidad de basura que generan a diario es de aproximadamente dos bolsas grandes repletas. Dentro de ellas no sólo encontrarán residuos de comida sino también botellas plásticas entre otros papeles y envoltorios de comida.

Para cuidar nuestro planeta podemos colaborar reutilizando parte de esos desechos. Para hacerlo se pueden diseñar recipientes que sean de utilidad y cortinas, tan sólo usando las botellas plásticas, los usos que les podemos dar son casi infinitos, sólo hay que aprender las técnicas y poner manos a la obra. Asimismo, podemos reutilizar los desechos de comida generando una mezcla que con el  tiempo se convertirá en tierra negra.

Para elaborar la tierra negra sólo deben conseguir un recipiente de plástico o madera donde ir colocando los desechos de la cocina, cáscaras de huevo, de frutas y verduras. En dicho recipiente deben ir colocando los desechos junto a alguna medida de agua y tierra,  mezclar y luego tapar con una tela para que entre algo de oxígeno. Lo ideal es ubicar el recipiente al aire libre, para evitar que se genere olor dentro del hogar. Al cabo de un tiempo se llenará y deberán dejarlo tapado hasta que toda la materia orgánica se convierta en una mezcla similar a la conocida tierra negra. De esta manera estarán generando tierra para su jardín o huerta y disminuyendo la producción de basura, logrando finalmente menor grado de contaminación.

En cuanto a las botellas existen diversas técnicas que permiten reutilizarlas, algunas producen cortinas, otras lámparas, bolsos y demás accesorios. Para elaborar las cortinas sólo hay que abrir las botellas con un cortante a lo largo y estirar el plástico sobre la mesa, si cuesta que permanezca así se puede ajustar con cintas adhesivas en los extremos. Luego, debe tomarse un marcador y una regla y dibujar sobre la superficie del plástico una serie de rectángulos.

Una vez realizados se debe proceder a cortarlos con una tijera. Repetir el mismo procedimiento con varias botellas hasta alcanzar la cantidad necesaria de rectángulos para nuestro proyecto. Luego, deben tomar esos rectángulos, doblarlos al medio y encastrarlos mediante esos dobleces, de esa forma se va formando una superficie que puede ser más larga y ancha según nuestro diseño. Así de simple podemos crear cortinas de plástico. Para cerrar el extremo superior se puede utilizar una aguja grande con un hilo o pegarlo a una madera no muy pesada y fina de la cual se colgará la cortina en la abertura correspondiente. Con el mismo método podemos crear bolsos y carteras a las que como forro interno podemos colocarle bolsas de leche o sachets bien lavados y secos.

Otra idea es la de realizar asientos con bidones de agua mineral, se deben rellenar los bidones con bolsas, envoltorios y trapos en desuso, luego se unen cuatro bidones rellenos mediante la aplicación de papel maché, dejar secar y finalmente decorar y pintar. Se vuelven altamente resistentes al peso del cuerpo humano y se pueden cubrir con telas.

Estas son sólo algunas opciones de reutilización de plásticos que podemos poner en práctica, existen muchas más por conocer que nos permiten generar menos basura y así contribuir a cuidar el planeta.

Acerca de Romina Pichiñan 133 Articles
Nací en la ciudad de Viedma donde el río acompaña a la ciudad y el mar acoge a sus habitantes a pocos kilómetros. Desde muy pequeña tuve un gran interés por la lectura y la escritura, todo comenzó con un libro de Charlotte Brontë, Jane Eyre, que me regaló mi abuela. Desde hace dos años decidí darle formalidad a mi pasión y comencé a estudiar el Profesorado en Letras. Asimismo, estudié inglés durante mi adolescencia. Actualmente, escribo para distintos blogs sobre diversas temáticas que me apasionan.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*