Filmes donde bailan y cantan: Musicales

Escenas con grandes coreografías acompañadas de música y canciones, ritmos musicales, tap, valses y vestidos de ensueño. Todo un despliegue que resulta inspirador y motiva, brindándole otro sentido a lo que los personajes puedan experimentar.

Hay filmes donde la trama gira en torno a actos musicales donde los protagonistas bailan y cantan. Filmes que muestran una gran destreza de sus actores, ya que el género requiere más que una buena actuación. En los musicales, es necesario que los actores tengan un buen desempeño como bailarines y cantantes.

 

Filmes donde bailan y cantan: Musicales

Los musicales nos llevan por la trama a través de canciones y coreografías que convierten el conflicto en algo mucho más entretenido y liberador. Aún en las situaciones más dramáticas que experimenten los protagonistas, la música y el canto le brindan un condimento extra.

Los musicales surgieron en la década del ´20 en Hollywood, de la mano del cine sonoro. Uno de los primeros musicales que se produjeron fue El Cantor de Jazz, producción de la Warner Bross del año 1927. Numerosas producciones  surgieron en las que diversos actores cobraron notoriedad. Este es el caso de Judy Garland, Gene Kelly y Fred Astaire, entre otros.

A lo largo del siglo XX el musical fue variando elementos según la moda de la época. De esta manera la música y las temáticas se fueron modificando. Con el tiempo muchos directores de cine fueron incursionando en el género musical, se han visto tentados con el género y han librado su intento. Algunos resultados fueron excelentes, otros no tanto.

Woody Allen es uno de los directores que produjo musicales, en Everybody says I Love You podemos apreciar su incursión en el género. El filme contiene más canciones que baile, no es precisamente un ejemplo estricto de musical. Por otra parte, en algunas escenas podemos notar que la interpretación de las canciones se queda en un nivel poco preciso.

Por otra parte, Chicago es un buen ejemplo de musical, dirigido por Rob Marshall y estrenado en el año 2002. Este filme cuenta con las excelentes actuaciones de Renée Zellweger, Catherine Zeta Jones y Richard Gere.  Asimismo, el filme cuenta con un gran elenco secundario que deleita con sus bailes y voces.

Otro caso más reciente de musical es el de Annie, una remake de un filme del año 1982 dirigida por Rob Marshall. En este caso estuvo a cargo de Will Gluck. Este es otro musical que presenta las características del género a la perfección. En este caso, con un argumento y musicalización que se adapta a la época contemporánea.

Muchos musicales han tenido su remake por parte de distintas productoras. En algunos vemos respetada la época en que se rodó y en otros,  la adaptación a la época en que se realiza.

La producción de musicales ha sido fructífera a lo largo de la historia del cine, si desean conocer el género lo mejor es comenzar por el principio. Y durante las distintas proyecciones podrán apreciar la evolución del género.

Recomendables los musicales de la década del ’20 y ’30, con escenas perfectamente planificadas, bailarines de excelencia y voces únicas.

El género musical traspasó las fronteras de su país de origen y llegó a Europa y más recientemente a la India. En este último caso podemos recurrir a las producciones realizadas en Bollywood, una suerte de Hollywood de la India. Cuyos filmes muestran bailes típicos  interpretados por numerosos bailarines en grandes escenarios.

Dos musicales imperdibles

Producidos en distintas épocas y con una gran historia dentro de los teatros de Broadway.
Singing in the Rain, musical producido en el año 1952 por Stanley Donen y Gene Kelly quien también la protagoniza.

Chicago, dirigido por Rob Marshall y estrenado en el año 2002. Protagonizado por Catherine Zeta Jones, Renée Zellweger y Richard Gere.

Acerca de Romina Pichiñan 133 Articles
Nací en la ciudad de Viedma donde el río acompaña a la ciudad y el mar acoge a sus habitantes a pocos kilómetros. Desde muy pequeña tuve un gran interés por la lectura y la escritura, todo comenzó con un libro de Charlotte Brontë, Jane Eyre, que me regaló mi abuela. Desde hace dos años decidí darle formalidad a mi pasión y comencé a estudiar el Profesorado en Letras. Asimismo, estudié inglés durante mi adolescencia. Actualmente, escribo para distintos blogs sobre diversas temáticas que me apasionan.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*