Consejos para estudiar en modalidad a distancia

En la actualidad, la oferta de formación en la modalidad de e-learning es amplísima, y permite capacitarse a profesionales de todos los rubros y niveles, como también a cualquier persona que desea adquirir nuevas aptitudes, tanto en lo laboral como en lo personal. Pero para obtener el mejor provecho de un curso online, es necesario tener en cuenta algunas cuestiones.

Lo más importante a la hora de encarar un curso a distancia, es la (auto) disciplina. A diferencia de la educación tradicional, nadie toma asistencia ni fiscaliza que el alumno esté siguiendo el cursado. Al no haber un horario riguroso, la tentación de dejar para después las actividades del curso es grande, pero eso puede traer consecuencias no deseadas, como especular y luego que el tiempo no alcance para cumplir con las pautas del curso.

Ser metódico y organizado con los tiempos, es lo ideal, como también ingresar a diario a la plataforma del foro para ver si hay novedades y para no perder el hilo del mismo.

Dejar todo para el fin de semana, hace que el alumno termine cansado de hacer todo junto lo que debería haber dividido en varios días. Es un dato a tener en cuenta antes de inscribirse al curso: diagramar al menos un momento diario para dedicarlo al curso.

En este sentido, un buen profesor online responderá con rapidez cualquier consulta que se realiza. Pero lo cierto es que en la modalidad del e-learning, la relación profesor-alumno está diferida, esto es, que no siempre se encuentran en forma simultánea sino que a veces uno consulta y el otro responde algunas horas después, o al otro día.

Es por ello que otro buen consejo es aprender a tener paciencia, y a tratar de resolver lo más que se pueda uno mismo. En este tipo de modalidades de aprendizaje, es poco probable que se repruebe un curso por no poder resolver alguna cuestión. Se puede avanzar con alguna otra cosa y dejar aquello para lo que se necesita guía para resolver luego de que el profesor responda. Por ello se insiste que ser organizado y metódico es clave en este tipo de capacitaciones.

Otro gran recurso de los cursos online son los foros. En efecto, se trata de un espacio virtual donde los alumnos que comparten el curso suelen volcar sus inquietudes, más que nada tiene la finalidad de que participen del proceso de aprendizaje, que se construye entre todos.

Dado que no existe la situación del profesor y los estudiantes en el aula, lo cierto es que el foro viene a reemplazar esta instancia. Así como es importante que todos participen y viertan su aporte y opinión, es un buen recurso para plantear dudas. Es probable que los compañeros respondan incluso antes que el profesor – dado que son muchos – y que alguno incluso la resuelva, y de no ser así, la explicación del profesor puede servir a muchos más que a uno mismo.

Lo importante entonces es no desesperar, ser respetuosos del profesor y los compañeros, tener algo de paciencia y organizar la cursada de forma tal que una duda no obstaculice el avance.

En este sentido, es importante destacar que un curso online de ningún modo significa menos exigencias ni compromiso que uno presencial, la única diferencia es que no se necesita asistir a un lugar para tomar las clases.

Es importante ser proactivo, despejar las dudas con tiempo y no sobre la hora de presentar una evaluación final, es una buena forma de evitar apuros y una calificación más baja.

En estos cursos, se debe tener presente los objetivos específicos que se plantean al inicio, y leer todo, incluso aquel material o ejercicios que no están pensados para una calificación final. El objetivo no debe ser “aprobar”, sino APRENDER. Es algo que hacemos para mejorar y crecer, para abrir nuevos caminos y oportunidades. No sirve obtener la certificación sin realizar este proceso.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*