El cine y la literatura

Desde hace un buen tiempo el cine se ha hecho eco de producciones literarias, y esto ha generado la eterna discusión sobre si el filme le hace justicia al libro o si el libro es menos impactante que el filme. ¿Cuánto de fidelidad existe entre el libro y el filme que lo representa?

A esto, generalmente se le suma la pregunta de si se hace un filme para lograr que un libro mediocre se posicione o sólo es cuestión de una mirada diferente, lo que logra transformar una obra estándar en casi un best seller.

Uno de los primeros filmes que se realizaron en teniendo como referentes obras literarias fue Le voyage dans la lune (El viaje a la luna) un cortometraje de 14 minutos de duración del año 1902 dirigida por  Georges Méliès. Este realizador francés fue quien además de ser percursor en llevar a la pantalla obras literarias inauguró una nueva época en cuanto a los efectos especiales.

Dicho filme estuvo inspirado en dos obras literarias, por un lado, el libro de Julio Verne From the earth to the moon (De la tierra a la luna) del año 1865 y, por otro, First men in the moon(Los primeros hombres en la luna) una obra de G. Wells de 1901.

A lo largo de la historia se han producido infinidad de filmes relativos a libros, en ocasiones se logra plasmar la esencia de la obra de una manera acertada y, en otras, la película toma una perspectiva distinta a la del autor del libro y el resultado difiere en gran medida de lo que el autor de la obra quiso significar.

Pero, más allá de esto, las producciones de filmes sobre obras literarias han servido en muchos casos para lograr ventas astronómicas de esas obras, como es el caso de Harry Potter, que luego de sus primeras películas que presentaron el libro al público, sus ventas subieron enormemente. Otro caso similar es la de El señor de los anillos, que han acercado a un escritor excelente como J.R.R. Tolkien a un público más amplio, que probablemente ni sabía de su existencia. Asimismo, las producciones suelen incentivar al púbico a comprar el libro en cuestión para conocer a ciencia cierta cuan fiel es el filme de la obra.

Entre las miles de películas que se han realizado en base a libros encontramos: Charly y la fábrica de chocolate, Romeo y Julieta en sus múltiples versiones, Memorias de una geisha, El diario de Bridget Jones, La naranja mecánica, Drácula y podría seguir enumerando una lista casi interminable.

Si les interesa este tópico y desean indagar y profundizar en él, la red ofrece una buena oferta de instituciones que se dedican a brindar cursos sobre este tema, todos enmarcados en el estudio del cine. Lo más interesante de esto es que la manera de acceder a ellos es vía online, lo que permite estudiar sin horarios permanentes ni la necesidad de salir de casa.

En los cursos relativos a tratar el cine y la literatura se centran en la estrecha relación que existe entre estos dos tópicos y de qué manera se potencian y con qué fines. Asimismo, se ven cuestiones generales que permiten una introducción al mundo del séptimo arte, lo que a su vez colabora en obtener una opinión crítica sobre las producciones cinematográficas.

Si el cine les atrae y son de aquellos que disfrutan analizar y comparar los filmes con los libros de los que han surgido para comprobar  el grado de fidelidad que proponen ciertas producciones, inscribirse en un curso relativo al cine y la literatura es una buena opción para desarrollar ese hábito de una manera fundamentada.

El cine y la literatura

Desde hace un buen tiempo el cine se ha hecho eco de producciones literarias, y esto ha generado la eterna discusión sobre si el filme le hace justicia al libro o si el libro es menos impactante que el filme. ¿Cuánto de fidelidad existe entre el libro y el filme que lo representa?

A esto, generalmente se le suma la pregunta de si se hace un filme para lograr que un libro mediocre se posicione o sólo es cuestión de una mirada diferente, lo que logra transformar una obra estándar en casi un best seller.

Uno de los primeros filmes que se realizaron en teniendo como referentes obras literarias fue Le voyage dans la lune (El viaje a la luna) un cortometraje de 14 minutos de duración del año 1902 dirigida por Georges Méliès. Este realizador francés fue quien además de ser percursor en llevar a la pantalla obras literarias inauguró una nueva época en cuanto a los efectos especiales. Dicho filme estuvo inspirado en dos obras literarias, por un lado, el libro de Julio Verne From the earth to the moon(De la tierra a la luna)del año 1865 y, por otro, First men in the moon(Los primeros hombres en la luna) una obra de G. Wells de 1901.

A lo largo de la historia se han producido infinidad de filmes relativos a libros, en ocasiones se logra plasmar la esencia de la obra de una manera acertada y, en otras, la película toma una perspectiva distinta a la del autor del libro y el resultado difiere en gran medida de lo que el autor de la obra quiso significar.

Pero, más allá de esto, las producciones de filmes sobre obras literarias han servido en muchos casos para lograr ventas astronómicas de esas obras, como es el caso de Harry Potter, que luego de sus primeras películas que presentaron el libro al público, sus ventas subieron enormemente. Otro caso similar es la de El señor de los anillos, que han acercado a un escritor excelente como J.R.R. Tolkien a un público más amplio, que probablemente ni sabía de su existencia. Asimismo, las producciones suelen incentivar al púbico a comprar el libro en cuestión para conocer a ciencia cierta cuan fiel es el filme de la obra.

Entre las miles de películas que se han realizado en base a libros encontramos: Charly y la fábrica de chocolate, Romeo y Julieta en sus múltiples versiones, Memorias de una geisha, El diario de Bridget Jones, La naranja mecánica, Drácula y podría seguir enumerando una lista casi interminable.

Si les interesa este tópico y desean indagar y profundizar en él, la red ofrece una buena oferta de instituciones que se dedican a brindar cursos sobre este tema, todos enmarcados en el estudio del cine. Lo más interesante de esto es que la manera de acceder a ellos es vía online, lo que permite estudiar sin horarios permanentes ni la necesidad de salir de casa.

En los cursos relativos a tratar el cine y la literatura se centran en la estrecha relación que existe entre estos dos tópicos y de qué manera se potencian y con qué fines. Asimismo, se ven cuestiones generales que permiten una introducción al mundo del séptimo arte, lo que a su vez colabora en obtener una opinión crítica sobre las producciones cinematográficas.

Si el cine les atrae y son de aquellos que disfrutan analizar y comparar los filmes con los libros de los que han surgido para comprobar el grado de fidelidad que proponen ciertas producciones, inscribirse en un curso relativo al cine y la literatura es una buena opción para desarrollar ese hábito de una manera fundamentada.

Acerca de Romina Pichiñan 133 Articles
Nací en la ciudad de Viedma donde el río acompaña a la ciudad y el mar acoge a sus habitantes a pocos kilómetros. Desde muy pequeña tuve un gran interés por la lectura y la escritura, todo comenzó con un libro de Charlotte Brontë, Jane Eyre, que me regaló mi abuela. Desde hace dos años decidí darle formalidad a mi pasión y comencé a estudiar el Profesorado en Letras. Asimismo, estudié inglés durante mi adolescencia. Actualmente, escribo para distintos blogs sobre diversas temáticas que me apasionan.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*