Derechos digitales de los niños

La protección de los derechos de los niños en el mundo digital es un desafío cada vez mayor. La mayoría de los adolescentes y pre-adolescentes pasan una parte considerable de su tiempo en internet, a menudo utilizando medios de comunicación social, que se han convertido en un importante medio de socialización. El creciente acceso a internet ha traído posibilidades casi ilimitadas para que los niños tengan acceso a contenido y puedan ejercer sus derechos, incluido el derecho a recibir y difundir información. Sin embargo, estos beneficios van de la mano con el crecimiento de ciertos riesgos a que esos derechos sean profanados.

 

Amenazas a los derechos de los niños

Un peligro importante versa sobre la vida privada de los niños. Muchos adolescentes usan las redes sociales para publicar una amplia cantidad de información y fotografías de carácter personal, que permanecerá en línea por potenciales largos períodos de tiempo. Esta información puede tener efectos perjudiciales en sus vidas, ya que puede ser utilizada por instituciones educativas o incluso potenciales empleadores en el futuro. El perfil de la información y la retención de datos sobre las actividades de los niños en Internet con fines comerciales también plantea problemas de privacidad, de los cuales los niños todavía no han generado una conciencia.

Los niños también corren el riesgo de entrar en contacto con contenidos ilícitos o nocivos, que es cada vez más disponibles en línea, incluido el contenido explícito para adultos, como material racista y de índole violenta, y el contenido sobre abuso de sustancias, suicidio y otras formas de daño auto-infringido.

Los propios niños pueden llegar a ser responsables e infligir daño a los demás a través de la internet. Éstas actividades nocivas incluyen la intimidación de otros niños en redes sociales, lo que puede llevar a consecuencias trágicas. Algunos niños también circulan imágenes degradantes de otros niños, a veces después de obligar a este último a que genere este tipo de imágenes por sí mismos, bajo coerción.

Internet también es utilizado por predadores como medio de contacto con niños bajo identidades falsas, con el fin de abusar de ellos, e incluso para reclutarlos para fines de trata.

El robo de identidad es otro peligro, que recaerá sobre material publicado por terceros haciéndose pasar por el niño, causando graves daños al exponer información irreal.

 

¿Qué debe hacerse?

Las respuestas a estas amenazas requieren esfuerzos por parte de padres y educadores, las autoridades del Estado, así como de empresas privadas, como los proveedores de internet. Estas respuestas deben incluir una combinación de medidas jurídicas y prácticas respetuosas de los mejores intereses de los niños y de su derecho a participar en los debates sobre estas cuestiones, y para ser escuchados.

Requiere un esfuerzo conjunto que involucre a padres y educadores.
Requiere un esfuerzo conjunto que involucre a padres y educadores.

Empoderar a los niños

Es de vital importancia dar a los niños las herramientas para protegerse contra éstas amenazas de modo que sean más conscientes de sus responsabilidades. El derecho de los niños para eliminar “sus huellas” en internet ha sido ampliamente defendido. Por supuesto, es importante que los niños sean capaces de remediar las consecuencias de compartir imprudente información personal, pero es aún más importante actuar de manera preventiva al elevar su conciencia sobre los riesgos potenciales y las consecuencias a largo plazo en el intercambio de información personal.

Los niños también deben ser capaces de identificar, comprender y hacer frente a los contenidos nocivos. Además, deben estar debidamente informados acerca de los derechos humanos, incluido el derecho a la libertad de expresión y el derecho a la intimidad, como también sobre derechos de los otros, que necesitan respetar y salvaguardar. Es por ello que los programas educativos deben dirigirse a los niños, incluso a una edad temprana, pero también los padres y otros educadores. Más importancia se debe dar a la alfabetización digital en los programas escolares.

 

Crear un ambiente seguro en internet para los niños

Tratar con la difusión de material nocivo e ilegal es una tarea compleja. La eliminación de material ilegal en su origen es en una práctica muy difícil porque los sitios de alojamiento contienen contenidos que pueden ser ubicados en cualquier parte del mundo, y por lo general fuera de la jurisdicción estatal o regional.

Por lo tanto, otras herramientas se utilizan en varios países para combatir la difusión de material ilegal, en particular material de abuso infantil, a menudo a través de listas de bloqueo y filtrado. El uso de este tipo de herramientas es, sin embargo, controvertido; ya que puede dar lugar a restricciones desproporcionadas a la libertad de expresión. En ausencia de una base legal clara, suficiente transparencia y garantías eficaces contra el uso indebido, incluida la supervisión judicial, puede confundirse su espíritu.

De hecho, el bloqueo impuesto a través de los ISP a veces se ha extendido a sitios no relacionados con el abuso de menores, como los sitios relacionados con la salud sexual y reproductiva. Algunos Estados, con el pretexto de proteger a los niños, están bloqueando el contenido relacionado con temas LGBT, a pesar de que, por ejemplo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos concluyó que no hay evidencia científica de que estos materiales tienen un impacto perjudicial sobre el bienestar de los niños.

Por otra parte, el bloqueo y filtrado puede ir en detrimento de las autoridades y su deber de hacer frente a los abusos de los niños como tales. Los perpetradores de abuso infantil son personas reales que deben ser seguidos y sancionados, en aplicación de los convenios internacionales. Consiguiente, prácticas tales como “grooming” deberían ser criminalizadas. Las víctimas de abusos deben ser identificados y socorridas, en un esfuerzo conjunto de los Estados, que también deberían intensificar la lucha contra la trata de niños.

Parece más apropiado para utilizar herramientas para bloquear y filtrar a nivel de equipos privados y de la escuela, el uso de control de los padres, espacios seguros para los niños en Internet y marcas de confianza y etiquetas que permiten la distinción entre los contenidos nocivos y no nocivos.

Restricciones a material de contenido no apto para menores.
Restricciones a material de contenido no apto para menores.

Educación sobre Derechos

A pesar de la existencia de riesgos, internet ofrece posibilidades casi infinitas para que los niños aprendan, compartir, creen y socialicen. Por lo tanto, es necesario generar más contenidos destinados a la transmisión de conocimientos sobre los derechos humanos, que son atractivos y adaptados a los diferentes grupos etários. Las instituciones internacionales de derechos humanos han tomado iniciativas en este sentido, como el autobús escolar cibernético de la ONU. Aún queda mucho por hacer para preparar a las generaciones de ciudadanos activos comprometidos con la promoción y el respeto de los derechos humanos.

En este mes de septiembre se ha llevado a cabo, el día 12, un Día de Debate General en el Palais des Nations sobre “Los medios digitales y derechos de los niños”, organizado por el Comité de los Derechos del Niño; cuyo objetivo era “entender mejor los efectos de la participación de los niños con los medios de comunicación social, así como tecnologías de la información y la comunicación (TIC), con el fin de comprender el impacto y rol de los derechos de los niños en esta área, y desarrollar estrategias basadas en los derechos para maximizar las oportunidades en línea para niños mientras protegiéndolas de los riesgos y los posibles daños”.

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*