¿De qué se trata la cadena de favores?

Cadena de Favores es el título de una película del año 2000, que tuvo en su momento una gran repercusión y que trataba sobre un profesor que hacía participar a sus alumnos en una “cadena de favores”. Pero no solo eso, existen varias iniciativas en distintos lugares del mundo que  brindan una ayuda al prójimo como parte de este tipo de iniciativas.

Por ejemplo en algunas cafeterías de EE.UU, clientes que consumen habitualmente allí, dejan pagado el café del próximo cliente. O frente a la necesidad expuesta por alguna persona que atraviesa una situación económica problemática, alguien desinteresadamente le otorga una ayuda.

El fenómeno de la cadena de favores es la multiplicación de los gestos solidarios que se da naturalmente en las personas. En esto también tienen gran influencia los medios de comunicación y en especial las redes sociales, que colaboran en la publicidad de este tipo de iniciativas.

Por otra parte, acciones de esta naturaleza llaman la atención en un mundo que por momentos parece insensible a los sufrimientos del prójimo. Sin embargo, en este contexto las cadenas de favores despiertan una luz de esperanza.

Concretamente una cadena de favores trata de realizar por día o por semana una cantidad de acciones destinadas a ayudar al prójimo como a un miembro más de nuestra familia. Puede ser un amigo, conocido, vecino o desconocidos que tengan necesidades económicas, afectivas, de salud, o que estén frente a situaciones extremas como  secuestros o  busquen a personas extraviadas. Esas acciones, dentro de la cadena de favores, pueden ser desde una oración, tiempo, dinero o gestos de benevolencia. Es muy simple de realizar y los beneficios son múltiples, activando una de las leyes de la prosperidad: el Dar, generando energía de amor, bondad, alegría, satisfacción y plenitud.

En el mundo, las cadenas de favores se multiplican. Desde hace un tiempo se lleva a cabo en varios países la iniciativa “Café pendiente” en la cual el consumidor paga su café y deja pagos uno o varios más en carácter de pendientes para quienes no puedan pagarlos y vengan después. Cuando alguna persona sin recursos económicos pregunta en el bar si hay algún café pendiente, si es el caso se le invita a un café. Esta práctica tiene una inmensa difusión a través de las redes sociales. Se originó en el año 2008 en Nápoles, Italia. En nuestro país, varios locales gastronómicos han implementado esta modalidad.

Por otro lado en España, donde desde hace unos años se vive una grave crisis económica, un grupo de personas crearon yotesacodelacrisis.com con el fin de ayudar a las personas más necesitadas y golpeadas por la crisis. Se trata de pequeños detalles que puedan ayudar al vecino, al compañero de trabajo o a cualquier persona en esa situación. Por ejemplo: una persona que puede pagar su conexión  a internet de banda ancha, permite que sus vecinos que están sin trabajo se conecten. De esta manera les ayudará a que busquen trabajo por internet y puedan enviar sus curriculums.

Cadenadefavores.com es un grupo de ayuda entre personas de forma gratuita y desinteresada, a cambio de que cada persona que recibe ayuda a su vez ayude  a otras tres personas más, activando así la cadena para que la vida resulte mejor para todos.

Acerca de Eliana Márquez 322 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*