“Cuello de texto”, el mal de la actualidad

“Cuello de texto”, el mal de la actualidad

“Cuello de texto”, el mal de la actualidad

“Cuello de texto”, el mal de la actualidad. Salud y bienestar.

 

Mucho se habla actualmente de nuestra dependencia a los dispositivos electrónicos, particularmente al teléfono celular, del cual parece que no podemos despegarnos. Además de afectar seriamente nuestras relaciones sociales, este fenómeno también se manifiesta a nivel físico, y cada vez más personas desarrollan el “cuello de texto”.

El síndrome del “cuello de texto” es un padecimiento que afecta los músculos del cuello, cabeza y hombros y es causado por la enorme cantidad de tiempo que pasamos mirando la pantalla del teléfono, agachando nuestra cabeza.

Se caracteriza por un persistente dolor del cuello, cabeza y hombros causado por la posición forzada hacia delante y hacia abajo de estas partes de nuestro cuerpo, ejerciendo una fuerte presión sobre la columna vertebral, y se asocia en la mayoría de los casos por pasar mucho tiempo revisando el celular u otro dispositivo.

Demasiado tiempo en esta postura podría llegar a alterar la curvatura original de la columna vertebral, de manera irreversible en los peores casos. Los síntomas y resultados del “cuello de texto” son dolores a causa de la tensión muscular prolongada y aparición de hernias de disco o compresión de los nervios de la columna.

En casos graves, puede aparecer una disfunción respiratoria debido al dolor crónico que los pacientes experimentan alrededor del cuello.

Cabe señalar que el peso de la cabeza puede aumentar casi cinco gramos más por cada centímetro de inclinación hacia delante respecto de la postura recta de nuestro cuerpo, Esa deformación de la curva natural del cuello puede provocar artritis a una edad temprana, y en otros casos se ha reportado una pérdida de la capacidad vital de los pulmones hasta en un 30%, lo que a largo plazo puede provocar complicaciones arteriales o cardiacas.

Hasta el sistema digestivo se ve afectado, ya que la postura genera una presión negativa sobre el intestino grueso, lo que genera estreñimiento.

Nuestra sociedad está afianzando malos hábitos en nosotros, es así que personas cada vez más jóvenes y hasta niños están desarrollando este síndrome.

Además de intentar minimizar el tiempo que se pasa con el móvil, se debe procurar enderezar la postura y mantener el móvil al mismo nivel de los ojos frente a la cara cuando se lo utilice. Es mejor acostumbrarse a cuidar la postura antes de sentir cualquier molestia, minimizando estos efectos, pero claro, ello se vuelve realmente efectivo si el tiempo frente al móvil se reduce considerablemente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*