¿Cuáles son los beneficios de la chía?



Chía es una palabra de origen maya, que significa “fuerza”. Pertenece a la familia de la menta y es utilizada hace miles de años. En la antigüedad era consumida por aztecas y mayas, siendo un alimento básico para estos pueblos.

Estas semillas poseen un ligero sabor a nuez, suave, agradable y pueden ser incorporadas en cualquier preparación: salsas, panes, postres, batidos, sopas, ensaladas, yogures, sin modificar el sabor.

Pero su principal característica es la cantidad de propiedades  con las que cuentan. En principio, son fuente de gran cantidad de  vitaminas, minerales y ácidos grasos que proporcionan innumerables beneficios a nuestra salud.

Se destacan por su alto contenido en  aceites saludables, antioxidantes, proteínas, aminoácidos, vitaminas, minerales y fibras. Por ello, actualmente estas semillas son consideradas un alimento completo que se va incorporando en la dieta de casi todos los países. Además, no contienen gluten por lo cual pueden ser consumidas también por celíacos.

 

Fuente de ácidos grasos esenciales

Es la fuente vegetal con más alta concentración de Omega 3, se sostiene que un 700% más que el salmón del Atlántico. En total un 33 % de su composición es aceite y el 82% de ellos son ácidos grasos esenciales, que son aquellos que el organismo no puede fabricar y por lo tanto tienen que ser ingeridos a través de los alimentos. Éstos ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares, a normalizar la tensión arterial, a mantener la flexibilidad de las membranas celulares, reducen el riesgo de colesterol, protegen el corazón y el sistema nervioso e inmunológico.

 

Fuente de antioxidantes

Las semillas de chía poseen también un alto contenido de antioxidantes, en especial flavonoides. Ya los mayas conservaban la chía durante largos períodos de tiempo, por la presencia de estos antioxidantes. Los antioxidantes proporcionan múltiples beneficios  al organismo, eliminan los radicales libres. Dentro del sistema inmunológico, eliminan microorganismos patógenos.

 

Fuente de proteínas y aminoácidos

Por su alto contenido en proteínas, la semilla de chía ayuda a construir y regenerar músculos y tejidos. En este sentido, resulta ideal para los deportistas y contribuye a las distintas etapas de crecimiento. En total contienen un 23% de proteínas y en su composición están presentes aminoácidos esenciales, como la fenilalanina, y no esenciales como la arginina.

 

Fuente de vitaminas del grupo B y minerales

Son una excelente fuente de vitaminas del complejo B (B1, B2, B3, B6, B8), vitamina E y vitamina A. Además contiene calcio, fósforo, magnesio, potasio, hierro, zinc, selenio, boro y cobre. Contienen muy bajo nivel de sodio.

 

Fuente de fibra

La chía es una buena fuente de  fibra dietética soluble e insoluble. Contiene unos 30 g de fibra cada 100 g. Por esta razón, ayudan a controlar la obesidad, facilitan la ingestión de menor cantidad de alimentos debido a que prolongan la sensación de saciedad por su volumen y atrapan parte de los azúcares y grasas ingeridas, demorando su absorción y disminuyendo el aporte final de energía. Además contribuye con la salud intestinal, favoreciendo el tránsito intestinal y el desarrollo de bacterias beneficiosas.

Acerca de Eliana Márquez 322 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*