Creer o Reventar: las Teorías Conspirativas más famosas de la historia (parte II)

Cuando de paranoia se habla, las llamadas Teorías de la Conspiración constituyen el primer ítem en la lista. La modernidad y el período post guerra a mediados de siglo no sólo trajo una de las carreras armamentísticas más furiosas de la historia junto a un juego de espías intercontinental, también trajo aparejado una serie de nuevos problemas de la mano de nuevas ideas: el feminismo inició el debate de la guerra de los sexos, los “nuevos” derechos civiles sentaron las bases para una lucha contra el racismo, la carrera espacial hizo latir la pregunta de si estamos realmente solos en el universo en el corazón de todo hombre y mujer del planeta.

Fueron tiempos difíciles y llenos de cambios feroces que hicieron tambalear los cimientos de todo lo que convencionalmente se conocía como sociedad. En esta hoguera nacen dudas, descreimientos y cuestionamientos sobre posibles “mentiras” a gran escala y “manipulaciones masivas”. Nacen las Teorías de la Conspiración, creer o reventar.

 

La Elite Reptiliana

Hoy día, su principal portavoz es el ex periodista deportivo de la BBC, David Icke. La teoría postula que cualquiera que tenga una posición de poder o influencia es en realidad un sanguinario, extraterrestre, llamado reptiliano. Icke ha escrito varios libros sobre el tema y no es sorprendente que haya sido galardonado con el título de “paranoico de la década”.

Están entre nosotros. Estos reptiles que cambian a forma humanoide y que tienen un solo objetivo en sus cabezas de sangre fría: esclavizar a la raza humana. Ellos son nuestros líderes, nuestros ejecutivos corporativos, nuestras estrellas de cine  y cantantes más queridos. Son responsables de atentados y asesinatos en masa.

David Icke se convirtió en el portavoz de la teoría cuando en 1998 publicó su primer libro, “El Mayor Secreto”, que contenía entrevistas con dos británicos que dijeron los miembros de la familia real no son más que reptiles con coronas.

 

Reptilianos
Reptilianos

Así es como esta raza llamada “Annunaki” (los reptiles) han controlado a la humanidad desde tiempos antiguos. Entre los “reptiles disfrazados de humanos”, podemos encontrar a personalidades como la reina Isabel, George W. Bush, Henry Kissinger, Bill y Hillary Clinton, entre tantos otros.

De hecho, hace tiempo ya que circula por la web la supuesta entrevista a la Reptiliana Lacerta, donde en 2 extensas horas, una voz nos devela los misterios de los Annunaki. También se suele decir que el difunto presidente venezolano, Hugo Chávez tenía conocimiento de la existencia de los reptilianos, a los que se refería en muchos de sus discursos presidenciales. Lo seguro es decir que esta es una de las teorías de la conspiración más curiosas y con menos anclaje en la realidad de la historia.

[youtube width=”602″ height=”350″ video_id=”HXLazrEmsWI”]

 

 

La Teoría Unificada de la Conspiración y el Nuevo Orden Mundial

Hay una conspiración mundial orquestada por un grupo muy poderoso e influyente de individuos genéticamente relacionados (por lo menos en los niveles más altos) que incluyen a muchos de los pueblos del mundo más ricos, los principales líderes políticos, y la élite empresarial, cuyo objetivo es crear un One World Goverment –el Gobierno Único Mundial, (y fascista)-, despojado de los límites nacionalistas y regionales, que obedece sólo a su agenda.

 

Illuminati
Illuminati

Su intención es efectuar un control completo y total sobre todos los seres humanos en el planeta y reducir drásticamente la población del mundo a 5 mil millones de personas. Mientras que el nombre de Nuevo Orden Mundial es un término utilizado hoy en día cuando se hace referencia a este grupo, es más útil para identificar a las principales organizaciones, instituciones e individuos que componen esta vasta telaraña de enclavamiento de conspiradores de élite.

Los Illuminati es el término más antiguo comúnmente utilizado para referirse a las 13 familias de linaje (y sus ramificaciones) que componen una gran parte de esta élite que controla. La mayoría de los miembros de los Illuminati son también miembros de los rangos más altos de numerosas sociedades secretas y ocultas que en muchos casos se extienden hacia atrás en el mundo antiguo.

La primera vez que se documentó esta postura –de modo serio- fue en el anó 1992 con el Dr. John Coleman y su publicación “La Jerarquía de los Conspiradores”. Allí, él se refiere a “un Gobierno Mundial y sistema monetario de una sola unidad, bajo oligarcas hereditarios no electos permanentes que se auto-seleccionan de entre sus números en la forma de un sistema feudal (…) –donde- la población estará limitada por restricciones en el número de hijos por familia, enfermedades, guerras, hambrunas, hasta mil millones de personas que son de utilidad para la clase dominante, en zonas que serán definidas con rigor y claridad, se mantienen como la población total del mundo.”

La magnitud y la compleja red de engaños y mentiras que rodea a las personas y organizaciones involucradas en esta conspiración son alucinantes, incluso para el más astuto entre nosotros. La mayoría de la gente reacciona con incredulidad y escepticismo hacia el tema, sin darse cuenta –sostienen los creyentes- de que han sido condicionadas (lavado de cerebro) para reaccionar con escepticismo por las influencias institucionales y los medios de comunicación.

Es La Madre de las Teorías de la Conspiración. Si bien las propuestas de talante académico realizadas hasta el día de hoy tienen buen sustento investigativo, la teoría se utiliza para interpretar sucesos actuales, generando discursos inverosímiles, que si bien son bastante convincentes a primera vista, no constituyen una perspectiva fehaciente de la lectura de la realidad.

Acerca de Natán Gasparotti 377 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.
Contacto: Sitio web

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*