Consejos previos a una cirugía de aumento de busto

Uno de los procedimientos quirúrgicos más solicitados suele ser la cirugía de aumento de mamas mediante implantes de silicona. Encabeza las listas de los procedimientos más requeridos en muchos países, y cada año miles y miles de mujeres en todo el mundo, se someten a esta cirugía. Si estás pensando en hacerlo, compartimos contigo algunos consejos previos a una cirugía de aumento de busto.

Lo primero es asegurarse que el profesional elegido cuente con la certificación correspondiente a tu país que lo califique como cirujano plástico, estético y reparador. Cualquier otra especialidad o tenerla incompleta, no habilita al médico a realizar el procedimiento.

Lo siguiente es asegurarse que el procedimiento se llevará a cabo en un quirófano habilitado a tal fin, dentro de un centro hospitalario o clínica que tenga todos los recursos quirúrgicos necesarios en caso de emergencia, incluyendo Unidad de Cuidados Intensivos y Unidad de Reanimación.

Se deben realizar estudios médicos previos a cualquier cirugía, abarcando en este caso además algunas pruebas radiológicas mamarias.

Debes firmar un consentimiento donde certificas que estás informada de todo el procedimiento y sus riesgos – algo que desde luego, debe ser así. Este documento, sin embargo, no debe eximir al profesional que opere de la responsabilidad que le cabe.

El cirujano plástico junto a la paciente debe haber valorado las diferentes alternativas para aumento mamario y en el caso de decantarse por el uso de implantes, se debe elegir el tipo de prótesis indicada a esa paciente, abarcando el peso y forma de las mismas. Claro está, se debe desconfiar del precio demasiado económico de una prótesis.

Es importante tener en cuenta que las prótesis no pueden ofrecer en ningún caso, garantía de por vida. Con el tiempo, todas pueden romperse, estropearse o encapsularse.

El cirujano debe entregar a la paciente la tarjeta de identificación de las prótesis, que da cuenta de las características y la marca de las mismas.

Los implantes elegidos deben ser de calidad. Deben tener tres capas de silicona y gel cohesivo de silicona de grado médico. Este gel es muy denso y su principal característica es que si se rompe la cobertura, el contenido no se derrama.

Cualquier paciente con implantes mamarios debe realizarse un control médico anual de por vida, para asegurarse que sus mamas están bien y que no han sufrido ningún problema las prótesis.

En caso de rotura, es necesario someterse a una explantación. Si las prótesis utilizadas son las adecuadas, no debe hacerse de forma urgente porque no es un riesgo grave para la salud.

Ninguna mujer menor de edad o sin la capacidad mental o madurez suficiente para tomar decisiones trascendentes, debería tomar la decisión de agrandar su busto.

Cabe señalar que de existir algunos trastornos psiquiátricos como depresión o trastorno dismórfico corporal, esta cirugía podría causar efectos indeseables, como rechazo y desagrado por la nueva forma adquirida. Evaluar la salud psicológica de la paciente antes de optar por esta cirugía, es un paso importante.

Con estas pautas, podrás pasar por este procedimiento con la mayor seguridad, y lograr resultados satisfactorios.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*