Consejos para organizar un emprendimiento familiar exitoso

En ocasiones, muchas familias encuentran en sí mismas la mejor posibilidad de crecimiento económico, aunando fuerzas para crear una empresa familiar. En muchos otros casos, estas empresas son heredadas de padres o abuelos que ya las hicieron exitosas. En cualquier caso, es importante tener en cuenta algunas pautas para la permanencia y para el éxito de las empresas familiares.

Este tipo de empresas tienen características únicas, son diferentes a cualquier otro tipo de empresas. Es importante cuidar algunos detalles para que estas particularidades funcionen como ventajas.

Uno de los desafíos más importantes en las empresas familiares es el de fomentar el compromiso. En especial cuando la empresa es heredada por los hijos de los fundadores, puede existir cierta tendencia a relajar las responsabilidades que cualquier emprendimiento comercial implica. Es importante educar a la familia de un empresario sobre el negocio, para que todos estén comprometidos con el crecimiento de la empresa.

Lo segundo a definir es un eficiente sistema de toma de decisiones. Se pueden mezclar las relaciones familiares con las jerarquías empresariales, y esto es clave para que las decisiones emprendidas sean las correctas. Se debe comprender que las decisiones empresariales no se deben tomar de igual manera que las decisiones familiares.

El sistema de toma de decisiones debe contemplar finalmente cómo resolver la situación cuando los miembros directivos de la familia se ausenten por cualquier motivo. Establecer un sistema de toma de decisiones efectivo reduce la posibilidad de conflictos.

Un problema habitual y serio de las empresas familiares es que pueden carecer de una estructura formal que defina responsabilidades y líneas de mando.

Esta situación es fuente de incertidumbre entre los colaboradores y a la vez puede desembocar en conflictos familiares cuando el espacio de autoridad y responsabilidad se percibe como invadido.

Por este motivo se debe implementar un organigrama, donde se demarquen roles y responsabilidades, que luego deben ser estrictamente respetados. La confianza que se da entre los miembros de la familia debe en este caso jugar a favor y no en contra de la empresa.

Otro aspecto clave es planificar la sucesión, una de las razones más habituales por las que fracasan las empresas familiares es porque al fallecer el fundador, los descendientes no logran organizar la continuidad del emprendimiento. Se debe establecer de antemano quién asumirá el lugar del líder familiar ante su ausencia o fallecimiento, y cómo se realizará la sucesión.

No prever este aspecto lleva a situaciones graves como falta de conocimiento de la empresa, rechazo de los colaboradores para el nuevo líder, falta de capacidad empresarial del sucesor y conflicto de intereses.

Se debe preparar con tiempo tanto al sucesor como a los empleados para que lo acepten y colaboren con él.

En definitiva, es indispensable plantear las soluciones de los problemas antes de que estos se presenten. Muchos de los problemas a los que se enfrentan las empresas familiares pueden preverse y así evitar consecuencias serias.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*