Consejos para ahorrar energía en Navidad

Con la llegada de la época navideña, solemos emocionarnos con la iluminación ornamental tan propia de la época, además de otras acciones que sin darnos cuenta, implican un considerable consumo de energía. Con la conciencia puesta en el planeta, algunos sencillos consejos para ahorrar energía en Navidad permiten disfrutar de las fiestas sin dejar de cuidar a la naturaleza – y también al bolsillo, por qué no.

Lo primero es elegir luces ornamentales eficientes, en particular las LED suelen ofrecer un consumo bajo, son muy seguras y estéticamente son muy vistosas. Su consumo energético es mucho menor al de otras luces, reduciendo el mismo hasta la mitad.

Unas 700 lucecitas LED consumen el equivalente a una bombilla incandescente de las que – afortunadamente – se están dejando de usar.

Otra medida para evitar el consumo excesivo de electricidad es encender las luces solamente durante la noche, y por un período de tiempo corto: desde que anochece, un par de horas. Después de ese horario, suele no haber tanta gente por las calles y por lo tanto, ya no se lucen tanto las decoraciones y no vale la pena dejarlas encendidas toda la noche.

Durante el día, desconecta también aquellos elementos móviles o sonoros que utilicen electricidad, tampoco tiene sentido tenerlos encendidos.

Es una buena idea utilizar las luces de forma inteligente. No hace falta saturar de luces los rincones, sino dosificarlas para lograr un buen resultado estético sin un gasto demasiado elevado de electricidad.

Es importante asegurarse, a la hora de comprar las luces, que sean certificadas por una cuestión de calidad, pero más que nada de seguridad. No sobrecargues los tomacorrientes, no coloques más de dos extensiones de luces en cada uno.

Otra cuestión a tener en cuenta a raíz de que se trata de una época de muchas reuniones sociales, es el uso de aire acondicionado. En nuestras latitudes, la Navidad transcurre en una época calurosa. Mejor, aprovechar para organizar la cena al aire libre y evitar el uso del aire acondicionado.

Otra buena idea es colocar un recipiente grande con agua y hielo ayudará a mantener las bebidas frías, evitando abrir y cerrar los freezers reiteradas veces. A la hora de cocinar, lo mismo: abrir una vez, retirar todo lo que se vaya a utilizar y cerrar.

Si vas a aprovechar a congelar alimentos, o a consumir los que ya se tienen en el freezer, un truco es descongelarlos adentro de la propia heladera, aprovechando a subir algunos grados el termostato. El alimento desprenderá frío que será aprovechado por el aparato para mantener su temperatura, y así se ahorrará electricidad.

Se pueden elegir regalos que no requieran el uso de electricidad: son una manera de ahorrar energía todo el año.

Si vamos a pasar la Navidad fuera de casa, se deben apagar todos los aparatos y no dejar ninguno en stand-by.

Recordar que siguen consumiendo electricidad, y pueden significar un considerable porcentaje del consumo anual.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*