Consejos para ahorrar en las vacaciones



El año se termina, y muchas personas aprovechan estas fechas o los meses de enero y febrero para viajar, algunos a pasar las fiestas a otras ciudades, o bien para vacaciones. No son tiempos de despilfarro, así que a pesar del clima festivo hay que cuidar el bolsillo, por eso compartiremos algunos consejos para ahorrar en las vacaciones.

Lo primero es elegir a conciencia el destino y la fecha, en la medida de las posibilidades. La temporada alta y los destinos de moda, sólo encarecen los precios hasta el cielo. Salirse de esos parámetros es lo primero para encontrar buenas opciones de vacaciones a un buen precio.

A la hora de reservar vuelos y paquetes, hay dos alternativas: o se reserva con antelación, o se aprovechan las ofertas de última hora. En ambos extremos, se consiguen los mejores precios. Si se tiene la flexibilidad de aprovechar las ofertas de última hora, se pueden conseguir buenas ofertas de viaje. Los buscadores y comparadores online de vuelos, hoteles y paquetes nos hacen esta tarea mucho más fácil. Hay que suscribirse a ellos y estar atentos.

Comparar precios es la premisa número uno de cualquier ahorrador. Lo mismo aplica para hoteles, vuelos o paquetes. Como decíamos, los comparadores online hacen el trabajo duro, pero aún así, conviene visitar más de un sitio para encontrar el mejor precio.

No es cuestión de caer en cualquier lado sólo por ahorrar. Existen sitios que recopilan la opinión de viajeros con mucha fidelidad, que ayudan a saber adónde nos estamos metiendo. Antes de concretar la reserva, chequear que el lugar está en buenas condiciones. Nadie quiere arruinar su experiencia por terminar en un lugar feo.

Hay que abrir la mente a las opciones que nos ofrecen las nuevas tecnologías, como la posibilidad de alojarse en casas particulares, en ocasiones a cambio de alojar a alguien en nuestro hogar en algún momento (Erasmoos, Travelers for travelers, Mi casa tu casa, Itamos o proyectos como el de Couch Surfing), o bien, alquilar el departamento de algún particular en lugar de cualquier otro alojamiento (Airbnb). La ventaja, además de que el alojamiento resulta gratis o barato, es la posibilidad de vivir la ciudad como un local.

El transporte público es una opción excelente a la que hay que perderle el temor. Muchas ciudades han optimizado en los últimos años sus sistemas de transporte público, hasta hacerlos muy eficientes. Las apps como Google Transit permiten manejarse en cualquier ciudad sin inconvenientes: sólo ingresando la dirección de origen y la de destino, nos indican cómo llegar mediante transporte público, dónde están las paradas, cuántas cuadras caminar y hacia donde. No tiene demasiado sentido en esas circunstancias, gastar un dineral en taxi. Por no mencionar la agradable experiencia de conocer la ciudad desde esta perspectiva.

La bicicleta está de moda. Muchas ciudades se volvieron bike-friendly, con sendas exclusivas y servicios de alquiler muy baratos. Otra forma maravillosa y económica de conocer la ciudad.

Come donde comen los locales, hay que escapar a los establecimientos “turísticos”, y tener un poco de valentía para probar las costumbres gastronómicas locales. Aseguran que los taxistas, por ejemplo, suelen saber dónde comer bien y barato en una ciudad. Es cuestión de consultar y evitar caer en lugares donde nos sale muy caro.

Además, la opción de entrar a un supermercado y abastecerse de cosas sencillas para salvar algunas comidas, debe tenerse en cuenta siempre.

A la hora de traer regalos, hay que ser moderados. No es cuestión de llenarse de souvernires, y menos si son para otras personas. Un buen truco, es preguntarle una vez más a los locales donde comprar algo típico – por ejemplo, alguna artesanía local – pero en comercios que no estén orientados al turista. Seguro que conseguimos precios mucho más convenientes.

Estos consejos no son exhaustivos, ni mucho menos. Pero son algunos básicos para que las vacaciones no nos arruinen financieramente, y para comenzar 2015 con buenos propósitos de ahorro.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*